Teckel -ADVANCE

Teckel

¡Que no te engañe su cuerpo un tanto desproporcionado con respecto a sus patas! El Teckel es un perro cariñoso, vivaracho y muy inteligente que se adaptará muy bien a tu estilo de vida.

El popularmente conocido como ‘perro salchicha’ o Daschshund —que en alemán significa perro cazador de tejones— es una raza de origen alemán de que existen hasta 27 variedades, 3 categorías de peso —kanichen, enano y estándar— 3 tipos de pelo y 3 gamas de colores. Un gran menú de salchichas que te presentamos, a continuación, en este artículo.

 

CARACTERÍSTICAS Y PERSONALIDAD DEL TECKEL

Si su aspecto ya te llama la atención, por lo divertido, espera a conocerlo más a fondo. El Teckel es un bromista empedernido, y un perro astuto, decidido y dinámico pese a sus escasos 20 cm de altura.

 

Se trata de un perro orgulloso y con una gran personalidad que habita escondida bajo su apariencia inofensiva. Travieso y juguetón, conviene que te ganes su confianza rápidamente; de lo contrario puede tomarte el pelo y gastarte bromas de lo más divertidas (¡para los demás!) ¡Cuidado con este pequeño astuto y sus travesuras!

 

FICHA

ALTURA: de 17 a 25 centímetros.

PESO: 3,5 kilogramos -kaninchen-, 4 kilogramos -teckel enano-, 9 kilogramos -estándar-.

COLOR: todos los colores son válidos, excepto el blanco.

LONGEVIDAD: de 12 a 16 años.

 

UN POCO DE HISTORIA

Los Teckel descienden de los antiguos sabuesos alemanes, llamados Deutsche Bracken. Estos sabuesos, de pequeña estatura, fueron cruzados con perros más pequeños tipo terrier que dieron como resultado al simpático Teckel. Desde el inicio, fue criado para acompañar al hombre en la caza.

 

Dados sus orígenes, es perfectamente comprensible que los Teckel tengan un excelente olfato y una valentía inigualable. En la actualidad son muy populares en Alemania y el Reino Unido; pero también en Australia, Dinamarca, Holanda y la India.

 

CURIOSIDADES Y CUIDADOS DEL TECKEL

UN PEQUEÑO AVENTURERO DE LO MÁS DECIDIDO

No te dejes engañar por su poca apariencia de cazador. Así como lo ves, es muy valiente y decidido y no dudará en perseguir a nutrias y tejones si se le cruzan de paseo por el campo. Disfrutarás viendo cómo sale disparado ante el menor estímulo que encuentre en su ruta: este pequeño sabueso goza además de un olfato privilegiado, que le ha llevado a colaborar con las fuerzas de seguridad en la lucha contra el tráfico de drogas.


TODO CORAZÓN

El Teckel es un animal muy afectuoso que no dudará en darte desinteresadamente muestras de afecto. Sentirá mucho cariño por ti e intentará demostrártelo siempre que tenga la oportunidad. Así, puede sorprenderte a veces con un ratón que deja en tu puerta a modo de regalo. Y así es como debes entender su gesto. ¡No olvides que eres su héroe! 



Es, también, un compañero ideal: a su divertido temperamento se le suma que no requiere de especiales cuidados que vayan a suponerte un gasto adicional. Se adapta con facilidad a la vida en la ciudad y en el campo pero no le gusta para nada compartir su espacio con otros animales domésticos; de hecho, no sabe hacerlo. ¿Por qué? Porque es celoso y posesivo.


CUIDADO CON LAS ESCALERAS

Este perro tan encantador no da problemas a la hora de vivir en un piso: le gusta la comodidad de la casa, quizás demasiado. Escogerá el mejor lugar de la casa para acomodarse y deberás ser firme para indicarle cuál es su espacio. Si vives en una casa con escaleras, evita que tu Teckel las baje. En cambio, levántalo en brazos y ayúdalo, ya que los movimientos que debe realizar para bajarlas y subirlas no son nada recomendables para su espalda y podrían llegar a provocarle parálisis.



Ten cuidado, también, con las carreras muy intensas o los saltos bruscos. Así como con las escaleras, situaciones de este tipo pueden terminar con una lesión grave. Del mismo modo, si vas a levantar a tu Teckel no lo hagas de las axilas, reparte la carga de su cuerpo colocando una mano en el pecho y el otro en los cuartos traseros.


SALUD

Pese a su pequeño tamaño, el Teckel es un perro que goza de buena salud y, sobre todo, es particularmente longevo, pudiendo alcanzar los 15 años de vida. Es recomendable que comiences su educación desde cachorro: enséñale a respetar a las visitas y a otros animales domésticos que eventualmente puedan aparecer. Además, es especialmente importante que socialice con niños desde pequeño si ha de convivir con ellos de adulto.



Conviene no descuidar la higiene de sus orejas, uno de sus puntos débiles, y su alimentación. Es muy importante que el Teckel no tenga sobrepeso, porque un exceso de gramos puede dañar su particular fisionomía. No será tarea fácil pues ¡los Teckel son muy glotones!


Travieso y juguetón, conviene que te ganes rápidamente su confianza; de lo contrario, puede tomarte el pelo y gastarte bromas de lo más divertidas (¡para los demás!).

Si quieres un compañero de piso muy adaptable y fiel, el Teckel es tu perro ideal. Por su pequeño tamaño y carácter afable, este perro es perfecto para vivir en pisos pequeños o en compañía de personas mayores. Como ves, aunque no requiere de grandes cuidados, tendrás que estar pendiente de su espalda y de que no realice movimientos bruscos. Del mismo modo, limita su dieta para que no engorde y mantén limpias sus orejas. ¡De su parte recibirás mucho amor!

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar