Uno más en la familia: cachorro en casa - ADVANCE

Uno más en la familia: cachorro en casa

Los primeros días que tu cachorro pasa en su nueva casa se enfrenta a gran cantidad de cambios a los que debe adaptarse, lo cual puede ser desconcertante, e incluso, estresante para los pequeños peludos.

Para facilitar su adaptación a su nuevo entorno, a continuación te ofrecemos algunos consejos que debes tener en cuenta cuando por fin tienes a tu nuevo cachorro en casa.

 

¿QUÉ NECESITAS PARA TU CACHORRO?

 

Cada cachorro es un mundo, y su adaptación depende de algunos factores como la edad, las experiencias anteriores, su periodo de socialización y su genética. Sin embargo  para que tu cachorro goce de un crecimiento y desarrollo saludable tanto física como emocionalmente hay algunos puntos básicos que debemos considerar. 

Así, antes de nada, lo primero que debemos preparar es todo aquello que vamos a necesitar para empezar nuestra nueva vida con un cachorro. Algunas de las cosas básicas e imprescindibles son: 

  • Cuencos, para comida y para agua

  • Alimento

  • Cama cómoda y cálida

  • Transportín

  • Juguetes

  • Empapadores

  • Collar o arnés y correa

  • Utensilios para su higiene

 

CUENCOS, PARA COMIDA Y PARA AGUA

 

Los recomendables son los de acero inoxidable, ya que son más higiénicos, fáciles de limpiar e hipoalergénicos. Elige siempre aquellos mejor adaptados a su tamaño actual, aunque pueda que tengas que cambiarlos cuando tu cachorro llegue a su tamaño adulto.

 

ALIMENTO

 

La alimentación de un cachorro es la clave para su desarrollo. Idealmente, al principio debería ser el mismo alimento (bien sea leche de reemplazo o alimento sólido) que se está tomando antes de llevártelo a casa.

Si piensas cambiarle la alimentación deberás iniciar un plan de transición alimentaria progresiva para evitar trastornos gastrointestinales.

 

CAMA CÓMODA Y CÁLIDA

 

Hay una gran variedad de camas y cojines para cachorros que puedes elegir a tu gusto. Pero a la hora de seleccionar, escoge una confortable que se ajuste a tu cachorro para que esté recogido y sienta seguridad y comodidad. Y si está fabricado con materiales resistentes y fácilmente  lavables mejor que mejor.

Recuerda que la capacidad de termorregulación de los cachorros es limitada, por lo que es posible que tengas que adaptar este pequeños espacios a las condiciones ambientales externas.

 

TRANSPORTÍN

 

Es uno de los objetos necesarios y útiles para transportar a tu cachorro de un sitio a otro. El tamaño recomendado es el que mejor se ajuste a tus necesidades y sea seguro para el transporte en cualquier vehículo.

 

JUGUETES

 

Los juguetes son útiles en todas las etapas de los perros y cumplen muchas funciones, especialmente cuando los cachorros comienzan a explorarlo todo mediante el mordisqueo constante pero también para mantenerlos activos y estimulados mentalmente. Ten siempre algunos a mano.

 

EMPAPADORES

 

Empapadores, o similares, cumplen un papel importante respecto a las necesidades higiénicas cuando tu cachorro aun tiene control sobre su esfínteres. Los empapadores son muy útiles para que asocie dónde debe hacer sus necesidades, además de ser absorbentes y desechables.  

 

COLLAR O ARNÉS Y CORREA

 

Aunque tu cachorro todavía no salga a pasear, es recomendable habituarse a su uso desde edades tempranas. 

 

UTENSILIOS PARA SU HIGIENE

 

Otros objetos como cortauñas, cepillos, toallas higiénicas y bolsitas para los excrementos siempre son de gran utilidad cuando tienes un cachorro en casa.

 

ADAPTACIÓN DEL ENTORNO

 

Además de lo anterior, la llegada de un cachorro a casa puede resultar estresante para los pequeños que, probablemente se han visto apartados de su zona segura de repente. Por eso, vamos a tratar de facilitar la adaptación a su nuevo entorno. Para ello:

  • Crea un espacio para él

  • Haz de tu casa un lugar seguro

  • Alimentación adecuada

  • Las presentaciones

  • Respeta sus horas de descanso

  • El veterinario

  • Establece unas rutinas

  • Socializa a tu perro

 

CREA UN ESPACIO PARA ÉL

 

Al llegar a casa, ubícalo en un espacio reducido de la casa, en el que pueda sentirse seguro los primeros días. Puedes utilizar una habitación reducida o colocar un parque para perros que delimite su zona de movimiento, y en cual se encuentren todos los elementos que necesita (los cuencos de agua y comida y un empapador).

En este sentido, las primeras noches en su nueva casa puede que tu cachorro se muestre inquieto y llore a menudo. Para mejorar su confianza y seguridad es recomendable que coloques su camita cerca de ti. Una vez adaptado, puedes ir moviendo los elementos según tus propias necesidades.

 

HAZ DE TU CASA UN LUGAR SEGURO 

 

Aunque no nos hayamos dado cuenta, las casas tienen muchos peligros para un cachorro que, tarde o temprano, estará en edad de explorarlo todo. Para evitar problemas, es fundamental retirar algunos elementos de su alcance (plantas, medicamentos, productos químicos, pequeños objetos punzantes o cortantes)  y/o proteger ciertos lugares lugares de la casa (escaleras, ventanas, enchufes…).

 

ALIMENTACIÓN ADECUADA 

 

La alimentación es un pilar fundamental, especialmente en los primeros meses de vida. Debe ser específica para cachorros y ofrecérsela según su tamaño y edad siguiendo las recomendaciones en cuanto cantidad y frecuencia de las raciones.

Lo ideal es que, durante los primeros días, tu cachorro continúe comiendo el mismo alimento que comía antes de llegar a casa (bien sean productos lacto reemplazantes o bien alimento sólido para cachorros). 

Sin embargo, si tienes pensado realizar un cambio de dieta, recuerda que debe ser de manera muy progresiva para que el sistema digestivo se acostumbre a los nuevos ingredientes sin provocar alteraciones gastrointestinales comunes. El agua, siempre limpia y libre disposición.

 

LAS PRESENTACIONES

 

La presentación del cachorro a otros miembros de la familia, ya sean animales o personas, debe ser poco a poco para que vayan acostumbrándose unos a otros, creando un espacio de calma y siempre bajo supervisión.

 

RESPETA SUS HORAS DE DESCANSO 

 

Ten en cuenta que los cachorros pueden dormir entre 18-20 horas al día, y es esencial para una maduración y desarrollo saludable.

Por eso, es fundamental dejar que duerma todo lo que necesite y no interrumpir su sueño. Poco a poco los patrones de sueño van cambiando y pasará más tiempo despierto, jugando e interactuando con todo lo que está a su alrededor. 

 

EL VETERINARIO 

 

Llevarlo al veterinario es esencial, ya que será quien te indique cuáles son los procedimientos sanitarios adecuados (desparasitaciones, vacunaciones...) y el momento oportuno para realizarlos según la edad, el estado de salud y la procedencia de tu cachorro. Además puede ayudarte en el asesoramiento de todo lo relativo a las necesidades de tu cachorro.

Si no observas ninguna alteración, puedes dejar que pasen unos días antes de llevarlo hasta que el pequeño peludo se haya adaptado a su nuevo entorno.

Tras el primer chequeo, así como en cada una de las sucesivas visitas, no olvides premiar a tu cachorro para generar una experiencia agradable.

 

ESTABLECE UNAS RUTINAS

 

Ciertas rutinas ayudan a los perros a mantener estabilidad y control. Establecer unas rutinas de alimentación, paseos, juegos y descanso puede ser de gran utilidad para la organización y el bienestar de todos los miembros. 

 

SOCIALIZA A TU PERRO

 

La socialización es otro pilar fundamental para que los cachorros vayan adquiriendo las herramientas y habilidades que les van a permitir adaptarse al medio y relacionarse de manera normal con otros perros y con las personas.

Para ello, debes exponer tranquilamente a tu cachorro a todos los estímulos importantes (sonidos, olores, texturas...) dejando que explore el entorno e interaccione con los demás. Por supuesto sin olvidar las pautas recomendadas por el veterinario relativas a su estado sanitario.

Cuando tienes un cachorro en casa, te enfrentas a una nueva e increíble experiencia a la que debes adaptarte cada día, pero su adaptación y bienestar depende completamente de ti Para que tu pequeño amigo se desarrolle como un adulto sano y equilibrado debes ser responsable y hacer acopio de grandes dosis de paciencia y cariño.

De esta manera, la felicidad con tu cachorro está garantizada.

Descubre la mejor comida para tu perro

Empezar test

Artículos que te
pueden interesar