El ciclo sexual de la perra

Introducción

Todo propietario que tenga una hembra, sea cual fuere su raza, debe tener muy claro el tema de los ciclos reproductivos de su perra. Es indiferente si tiene un ejemplar para la cría o tan solo como compañía; esta información es vital para una perfecta convivencia.

Alcanzar la madurez sexual

Teniendo en cuenta que cada raza puede tener unas particularidades específicas, y que las hembras de razas pequeñas son más precoces, se estima que las perras alcanzan la pubertad entre los seis meses y los dos años. La edad ideal para la reproducción es entre los dos y los seis años, con una salvedad.: se recomienda que no tenga un primer parto después de los seis años, ni que después de los 9 tenga ninguno. Los ciclos suelen durar entre los 140 y los 300 días -considerando el ciclo formado por las fases de proestro, estro, diestro y anoestro- y el tiempo de celo suele aparecer dos veces al año, aunque hay algunas que lo tienen cada 7, 8, 9 meses… o tan solo una vez al año.

Las etapas del celo

Las etapas del celo

Las fases del ciclo sexual están acompañadas por una serie de alteraciones fisiológicas destinadas preparar su cuerpo para el cubrimiento y para atraer la atención del macho. Una de estas alteraciones es la pérdida de sangre por la vulva. Las fases por las que atraviesa son cuatro, aunque algunas teorías agrupan las fases tres y cuatro, exponiendo ésta como el final de un periodo más largo.

FASE

CARACTERÍSTICAS

DURACIÓN

 Protoestro

Desde que comienza a manchar sangre hasta que acepta la monta. Su cuerpo se comienza a preparar para una posible implantación del óvulo. Físicamente: La vulva se muestra más hinchada y se van endureciendo  medida que avanza la fase. Algunas perras orinan con más frecuencia, y emite feromonas, que atraen al macho.  

 Entre 9 y 13 días

 Estro

Acepta y busca al macho. Hay pérdidas pero menores y la mucosa es de color rosado. La vulva está más blanda. Se produce la ovulación y el útero se sigue preparando para la gestación. Hacía al final del ciclo, los estrógenos en sangre, que estaban muy altos, se reducen, y aparece la progesterona y la LH -hormona luteinizante-.

 De 5 a 15 dias. Se inicia cuando acepta al macho y finaliza cuando lo rechaza.

 Metaestro

Finaliza el celo y comienza el período de implantación del embríon si ha habido éxito. Si no se ha fecundado, es posible que la perra pase por un período de pseudometaestro/pseudogestación. Es un momento delicado donde hay que vigilar posibles enfermedades uterinas.

 De 110 a 140 días

 Anoestro

Es el tiempo de reposo sexual. No se presentan cambios hormonales.

 Variable

Para evitar alguna pequeña mancha de sangre por la casa se le puede colocar un calzón específico que se encuentran en tiendas de mascotas, aunque la mayoría de las perras se lamen y se limpian continuamente y apenas ensucian.

Apareamiento y cría

Apareamiento y cría

Conseguir que el proceso de monta culmine en una concepción depende de un estudio cuidadoso y detallado de los ciclos de cada perra. Se aconseja llevar las anotaciones de los tiempos exactos que tiene cada ejemplar para poder afinar al máximo. Se estima que el ovulo canino es fértil entre dos y cuatro días después de la ovulación, por lo que es importante determinar cuando se produce este momento. En función de la raza, el tamaño y las características particulares que se puedan anotar, puede acotarse con bastante exactitud las fechas propicias. El veterinario puede ayudarnos en esta tarea con métodos de detección de la ovulación indirectos como las citologías vaginales y el test de progesterona en sangre.