Basset Hound

Altura:
entre 33 y 38 centímetros.

Peso: entre 20 y 29 kilogramos.

Color: normalmente tricolor -negro, miel y blanco-, aunque también hay ejemplares blancos con manchas rojas u, ocasionalmente, de color gris.

Longevidad: de 10 a 12 años.

Características

El Basset Hound es un sabueso muy apreciado para la caza por su extraordinaria habilidad para seguir rastros en terrenos difíciles gracias a su olfato extremadamente desarrollado. Su aspecto es muy particular, dado que es notoriamente más largo que alto.

De origen francés, su denominación viene de la palabra basset, que significa pequeño o enano, y del inglés hound, que quiere decir sabueso. Se trata de un descendiente directo del apreciado sabueso de San Huberto, patrón de los cazadores, y del Basset Artesiano Normando.

Esta carismática raza de perros cazadores desarrollada en la segunda mitad del siglo XIX pronto se puso de moda entre la nobleza europea dadas sus extraordinarias dotes para el rastreo. Llegó a Inglaterra de la mano de Lord Galway, quien importó desde Francia una pareja de Basset Hound provenientes del criadero del conde de Le Coutulex para cruzarlos. La labor de cría de esta raza en Inglaterra fue continuada por Lord Onslow a partir de 1872. Como perro de presa es muy apreciado para la caza de venados, liebres, zorros y faisanes tanto en cacerías de jauría como en solitario.

Como perro de compañía, es muy popular por sus particulares proporciones, sus largas orejas y sus ojos tristes, así como por su carácter tranquilo y amigable.

Estándar

Cabeza, cara y cuello. Una de las principales características del Basset Hound es su prominente cabeza notoriamente alargada, con una bóveda craneal redondeada y una cresta occipital muy pronunciada. La línea superior del hocico, profundo y pesado, es paralela a la parte superior del cráneo y cuenta con una nariz negra y ancha con grandes fosas nasales, lo que facilita el rastreo. Sus mandíbulas son extraordinariamente fuertes, dando lugar a una mordida en tijera regular y completa. Destacan también sus orejas, excepcionalmente largas, de inserción baja y con pliegues. Los ojos son marrón oscuro, aunque se admiten tonalidades más claras en ejemplares de color claro, con una mirada tranquila y seria. Puede verse la conjuntiva del párpado inferior, dando al Basset Hound una expresión algo triste, aunque igualmente amigable. El cuello, por su parte, es grueso, largo y arqueado, con papada pronunciada.

Cuerpo y cola. El cuerpo del Basset Hound es alargado, compacto y profundo en toda su extensión, con una espalda recta y nivelada. Su longitud es claramente superior a su altura, debido principalmente a sus cortas patas. Destacan su esternón prominente y su pecho profundo, aunque no exagerado. La cola debe ser larga y de inserción media, ancha en la base y estrechándose gradualmente hasta terminar en punta. Debe formar una ligera curva, pero sin llegar a enroscarse.

Piel y pelo. La piel de los ejemplares de esta raza es muy elástica y suelta, formando una superficie excepcional para su manto liso, corto y denso.

Carácter

El Basset Hound es un perro muy tranquilo y amigable, de una lealtad excepcional y muy cariñoso, incluso con extraños. Tiene un carácter obstinado y tozudo, con resistencia a obedecer órdenes, debido a que se trata de una raza específicamente seleccionada para seguir rastros y cazar, para lo cual es necesaria una gran capacidad para tomar decisiones de forma autónoma. Cuenta con un potente instinto para la caza, que exhibe olfateando y persiguiendo 'presas' constantemente.

El 'Basset Hound' y los niños

Se trata de una raza muy apropiada para familias con niños, ya que es un perro afable y cariñoso al que le entusiasma jugar con los niños. Por otro lado, su tamaño, morfología y características lo hacen prácticamente inofensivo, así que podemos dejarlo con total tranquilidad en compañía de nuestros hijos. Eso sí, se trata de un animal algo delicado y conviene vigilar que los niños no le sometan a ejercicios demasiado bruscos y que incluyan saltos, pues podría lastimarse la espalda.

Día a día

Aunque es un perro ideal para integrarse en una familia y vivir en un piso por su carácter amigable y fiel, por su tamaño y su fisonomía, tiene que hacer ejercicio regularmente. Los mejores ejercicios para un Basset Hound son, sin duda, las caminatas largas y frecuentes, evitando siempre los saltos y los ejercicios bruscos. Lo mejor es permitirle ejercitarse en lo que mejor sabe hacer: seguir rastros.

Adiestramiento

Aunque se trata de un perro muy gentil y sociable, está hecho para la cacería, y es durante esta actividad cuando muestra su carácter tenaz y obstinado, con gran resistencia para soportar condiciones duras y terrenos difíciles. Es por ello que un Basset Hound es muy fácil de entrenar para la caza. Sin embargo, cuesta tiempo y dedicación su adiestramiento como animal de compañía, ya que está acostumbrado a tomar sus propias decisiones de forma autónoma al seguir un rastro en lugar de obedecer ciegamente a su amo. En cualquier caso, se recomiendan las técnicas positivas de condicionamiento con premios o recompensas para su adiestramiento y educación en detrimento de los métodos tradicionales basados en el castigo.

Ojo con el sobrepeso

Se trata de un perro al que le gusta especialmente dormir y comer en todo momento, por lo que tiene una acusada tendencia a padecer sobrepeso. Su dieta recomendada se ha calculado en unos 500 gramos diarios de pienso seco... aunque también es muy importante que haga ejercicio. Su dueño debe preocuparse de que lleve a cabo ejercicio físico regularmente y mantenerse firme cuando el animal le pida comida fuera de su dieta.

Salud

El Basset Hound no se distingue precisamente por tener facilidad para contraer enfermedades. Más bien al contrario, es un perro muy sano y en términos generales tiene una salud de hierro. Sus enfermedades más comunes son las otitis, por su especial anatomía de oreja grande y caída y algunos problemas oculares como el glaucoma, la protrusión de la glándula de Harder -que se corrige con cirugía- y conjuntivitis.

Sufren también a menudo de problemas de espalda, especialmente hernias discales derivados de su particular fisonomía y de que se trata de una raza condrodistrófica -como el Teckel, el Beagle, el Pekinés, etcétera. En estas razas, los discos intervertebrales, formados por cartílago, se pueden osificar y endurecer de forma temprana-. Es por ello que se debe evitar que suba o baje escaleras a menudo, así como que salte y se ponga de pie con demasiada frecuencia y, sobre todo, evitar el sobrepeso.

Como otros perros de pecho amplio tiene tendencia a la torsión de estómago.
Otras enfermedades de tipo hereditario son, problemas ortopédicos como luxación de rótula, displasia de cadera y displasia de codo y algunos problemas de coagulación como la enfermedad de Von Willebrand y trombopatía -las plaquetas no funcionan correctamente-. Hay que descartar como reproductores a los perros que sufran alguna de estas patologías.

Cuidados

Higiene básica

Sus largas orejas constituyen potenciales focos de infecciones, ya que es común que el animal las arrastre por el suelo. Para evitar el desarrollo de dolencias derivadas de esta particularidad es imprescindible limpiar sus orejas con frecuencia, al igual que su vientre y patas. Por otro lado, es conveniente cepillarle el pelo con cierta periodicidad, aunque no demasiado a menudo. El cuidado del pelaje es sencillo y no requiere mucho tiempo, aunque la raza pierde pelo regularmente. Finalmente, conviene tener un especial cuidado con sus uñas, ya que pueden crecer excesivamente si no se desgastan o se cortan con regularidad.

Productos relacionados