Bichón Frisé

Altura:
30 centímetros como máximo.

Peso: 3 kilogramos.

Color: blanco puro.

Longevidad: hasta los 15 ó 16 años.

Características

No hay una teoría en exclusiva acerca del origen del Bichon Frisé. La única que no parece tener debate es la que indica que nació en la cuenca del Mediterráneo. Su antepasado es la raza francesa conocida con el nombre de Barbet o Spaniel de Aguas. Hay hipótesis que incluso remontan a esta raza a varios años a.C. Si bien, su fama despertó durante el siglo XIV, cuando el Bichon comenzó a ser apreciado por la nobleza. Poco a poco se convirtió en un maravilloso obsequio de compañía para el soberano.

El Bichon Frisé fue muy valorado debido a su disposición y carácter. A este dandy pícaro le encanta siempre sorprender a los que le rodean, y sobre todo a su dueño. Los caballeros italianos del Renacimiento no dudaron a la hora de elegirle como su favorito. En la Italia de la época se les cortaba el pelo de tal manera que parecieran leones. Se volvieron muy populares en la ciudad de Bolonia.

Su belleza y su carácter propiciaron que el Bichon Frisé fuera utilizado como bienes para hacer trueques. De hecho, estos pequeños perros viajaron mucho. Eran transportados de un continente a otro por los marineros. Durante el siglo XVI lo introdujeron en las islas Canarias, concretamente en Tenerife. Tal fue su expansión en la isla, que pronto surgió la hipótesis y posibilidad de que fuera de origen español. Si bien, los marineros lo bautizaron con el nombre de la isla, únicamente porque potenciaba el valor comercial del perro. El nombre de Tenerife sonaba exótico en aquellos tiempos, donde este hermoso perro llegaba a lucir perfumes y lazos.

En Francia también despertó pasiones, especialmente entre las mujeres de los reyes franceses, que adoraban a sus pequeños perros blancos. Lo llevaban siempre consigo en cestas en forma de bandeja y sujetas alrededor de su cuello mediante unas cintas. Este pequeño perro fue nombrado la 'mascota oficial' de la corte durante el reinado de Luis XIV. Hoy, pueden verse retratados en muchos cuadros franceses, especialmente en los tejidos en el siglo XV.

No obstante, la mascota mimada también tuvo su momento de declive. A finales del siglo XIX los Bichon Frisé pasaron a ser perros callejeros que sobrevivían en circos y ferias.

Renació tras la Primera Guerra Mundial. Varios criadores franceses y belgas decidieron instaurar un programa de cría para el Bichon Tinerfeño o Bichon à poil frisé. En 1933 ya había progresado suficiente y se redactó un estándar para la raza. Fue escrito por Mme. Bouctovagniez, presidenta del Club Francés de Razas Miniatura, con la ayuda de 'Los Amigos de las Razas Belgas'. Mme. Nizet de Leemans, directora del Comité de Estándares de Razas de la Federación Cinológica Internacional -FCI- puso el nombre a esta raza bajo el nombre de Bichon Frisé, que significa perro pequeño y lanoso. El 18 de octubre de 1934 fue inscrito en el Livre des Origines Françaises.

Estándar

Características generales. Es pequeño, alegre, jovial, y de naturaleza vivaz. Con un hocico de longitud mediana, tiene el pelo largo en forma de tirabuzón, y muy suelto. Los ojos oscuros son muy expresivos.

Cabeza, cara y cuello. Guarda armonía con el cuerpo. Su cráneo al palparlo es bastante chato, aunque la forma que toma su pelo lo haga más circular. Además, es más largo que el hocico. La trufa es redonda, negra, brillante y con una estructura granular. El hocico tampoco es muy grueso, ni pesado, ni apretado. Los labios se muestran finos, altamente delgados, y siempre secos. Caen lo suficiente para cubrir el labio inferior. No llegan a ser nunca ni gruesos, ni colgantes. Están, por lo regular, pigmentados de negro hasta las comisuras. Su labio inferior también es fino, prieto y no permite ver las mucosas cuando la boca está cerrada. La dentadura, muy correcta, muestra los incisivos de la mandíbula inferior situados inmediatamente contra y detrás de los incisivos de la mandíbula superior. Destacan sus mejillas planas y poco musculosas. Los ojos son oscuros al igual que sus párpados. Tienen forma redonda y expresión de alerta. No llegan a ser excesivamente grandes, y nunca dejan ver la esclerótica. Su cuello es elevado y largo. El perro lo lleva erguido y con orgullo. Cuando se acerca al cráneo toma forma circular y fina. Se agranda gradualmente hasta insertarse sin brusquedad en los hombros. La longitud del cuello llega a ser un tercio del cuerpo.

Cuerpo. Con un lomo ancho, musculoso y curvo, ofrece una grupa levemente arqueada. Su pecho se presenta desarrollado, y en posición horizontal se ve alargado. El esternón es pronunciado y se dibujan unas falsas costillas redondeadas que terminan con suavidad. Los flancos están bien levantados en la región del vientre. La piel es fina y tersa, e imparte una apariencia bastante agalgada.

Extremidades. Los miembros anteriores vistos de frente son rectos y aplomados. Posee huesos finos. Sus hombros oblicuos, pero no prominentes, aparentan la misma longitud que el brazo; alrededor de 10 centímetros. La pelvis es ancha, al igual que sus muslos musculosos y oblicuos. Sus brazos se disponen pegados al cuerpo, las patas son rectas y bien aplomadas. El corvejón se traza más acodado que el caniche. Los pies son vigorosos, con uñas preferiblemente negras.

Carácter

Es un mimoso. Encantador y enamorado de su dueño. Siempre deseando jugar... y sin ninguna tendencia a pasar ratos de soledad. Es un pequeño perro alegre, feliz y lleno de vida según el estándar del Kennel Club. También es descrito como un perro con pura energía y exceso de cariño dentro de un cuerpo con aspecto de borla para empolvarse. Es una raza claramente afectuosa, inteligente y de un bello aspecto. Su temperamento amistoso y extravertido va de la mano con su naturaleza sensible, juguetona y tierna. Su comportamiento básico sumido y global se define con el término alegría.

El Bichon Frisé, además de ser altamente extravertido, no suele mostrarse tímido, así como tampoco nervioso. Su compañía se traduce en un verdadero placer. Le encanta ser el centro de atención. Su historia siempre le ha convertido a este perro en un animal de compañía, y eso es lo que es. Él valora cada una de las comodidades del hogar que se le ofrecen. Este perro es idóneo como compañero en un ambiente hogareño, y le encanta tomar parte en la vida familiar. Es muy inteligente y posee una memoria increíble que graba todo lo que ocurre a su alrededor.

Fácil de adiestrar

Es un perro de fácil adiestramiento. Disfruta durante esta etapa y consigue aprender con facilidad. Es muy inteligente. Puede llegar a enseñársele actividades relacionadas con la obediencia, el trabajo de terapia, el Agility e incluso uno o dos trucos. No obstante, es necesario tener en cuenta que no es amigo de una educación excesivamente estricta. Nunca llega a adaptarse a este método. Aprende mejor con técnicas relacionadas con el juego. Además, está dispuesto a aceptar recompensas.

Testarudo y malicioso

No obstante, el Bichón también tiene su carácter. Es un perro que acumula exceso de energía, es caprichoso y posee una excesiva buena memoria. Esto propicia que sea malicioso con aquellos que son fríos y despectivos con él. Incluso puede llegar a ser testarudo y puede sacar de sus casillas al dueño. Por ello hay que equilibrar y compaginar la tranquilidad y el fervor del Bichon Frisé, de manera que él pueda disfrutar de ambos momentos de manera alterna.

Día a día

Convive con facilidad en un piso, en plena ciudad gracias a su pequeño tamaño. Si bien, necesita disfrutar desplegar toda su energía y nervio mientras corretea al aire libre en un parque. Un descanso excesivo puede disparar su intranquilidad. Es necesario llevarle a pasear tres o cuatro veces al día. Y hay que señalar que no es un perro de jardín, y tampoco es amigo de las perreras húmedas. Necesita el interior del hogar con todas las comodidades, que es donde desea vivir. Además, buscará siempre la atención y los cuidados constantes de su dueño.

Dieta estricta

El Bichon Frisé necesita una dieta vigilada con sumo cuidado porque tiende a engordar. Es más que necesario no descuidar su plato y el contenido para evitar que coma en exceso. Su dieta media suele ser de unos 100 gramos de pienso al día. Únicamente en caso de anemia debe aumentarse la dosis.

Salud

El Bichon Frisé es un pequeño perro sano y resistente. Sobre todo, enemigo de las humedades. En otoño, las hojas y las altas hierbas pueden mojar su vientre y propiciar alguna enfermedad intestinal. También suelen verse afectados por un problema estético llamado epifora, que consiste en un exceso de lagrimeo que acaba tiñendo el pelo del lagrimal de un color rojizo; si bien un algodón empapado en la loción adecuada y recomendada por un veterinario, reducirá sus efectos.

Sí es un problema de mayor envergadura, descubierto recientemente, el de las cataratas. Actualmente se está investigando acerca de su posible carácter hereditario. Algunos Bichon Frisé también son propensos a las alergias cutáneas. En sus extremidades se sabe que esta raza tiene problemas en la articulación de la rodilla, por su tendencia, como en otras razas pequeñas, a la luxación de rótula. También hay que tener cuidado con los dientes, ya que pueden perderlos a una edad relativamente temprana. Es importante prestar especial atención y mantenerlos lo más sanos posible. Algunas enfermedades menos comunes de carácter hereditario que pueden afectar a esta raza incluyen: Hemofilia B, trombocitopenia, anemia hemolítica autoinmune y epilepsia.

Cuidados

Higiene básica

Su principal cuidado es el pelaje, que es la insignia del Bichon Frisé. Su corte de pelo le presenta con un aspecto bastante alegre. El peinado es su gran atractivo y la tarea que mayor tiempo va a requerir al dueño. El pelaje de esta raza tiene la particularidad de no caer cuando muere y es sustituido. Por ello debe peinarse para evitar que se formen nudos y bolas de pelo. Es muy importante cepillarlo a conciencia antes del baño para evitar que se formen todavía más nudos.

También necesita baños mucho más frecuentes que otras razas por el tipo de pelo y el color. En algunos casos pueden llegar a requerirse casi semanalmente, por eso es fundamental utilizar productos específicos que no resequen la piel y el pelo.

Con un corte característico

Por su parte, el pelo de la cabeza, la barba y el bigote puede dejarse más largo, al igual que el de las orejas, dándole así un aspecto redondeado. El pelo del Bichon Frisé de la cabeza nunca se corta tanto como para que la raza pierda su característico aspecto de borla para empolvarse.

¿Sabías qué ...?

La pigmentación de la piel que aparece bajo el pelo blanco es preferiblemente oscura; así pues, los órganos sexuales tienen un color negro, azuloso o beige.

Productos relacionados