Borzoi

Altura:
de 70 a 82 centímetros el macho. de 65 a 77 centímetros la hembra.

Peso: de 35 a 45 kilogramos.

Color: variedad de colores.

Pelo: largo, suave y sedoso, liso, ondulado o ligeramente rizado.

Características

También conocido como Lebrel ruso, Barzoi, Russian Greyhound, Russian Wolfhound, Siberian Wolfhound, Fan-tailed greyhound o Psowaya Barsaya, su historia parece estar estrechamente vinculada a la nobleza y la aristocracia. Se dice que, este señor de cuatro patas, es un descendiente lejano de los lebreles de los faraones y que su cruce con perros pastores rusos de pelo largo han dado origen a la raza que se estipuló en Rusia en el siglo XVI.

A partir de esa fecha se convirtió en el perro de moda para la nobleza y las grandes familias, de hecho, cuanto más grande era la jauría de borzois más grande parecía ser el honor de la familia. Tal era su importancia, que el gran duque ruso Nicolás Nicolaievitch, presumía de tener más de ciento cincuenta ejemplares. Por su parte, la reina Victoria, fue quien introdujo la moda del Borzoi en el Reino Unido, incluso la duquesa de Newcastle, fundó uno de los más importantes y famosos criaderos de Europa con un ejemplar que le regaló un zar.

A esta raza también se la conoce como la cazadora de lobos, ya que los cazadores rusos los utilizaban para inmovilizar a estos cánidos. La función de los borzoi consistía en capturar al lobo por las orejas y esperar al cazador, ya que así lo exigía la tradición de la época, cuando los perros rastreadores hacían salir a las presas a terreno descubierto.

Este noble animal no fue ajeno a la decadencia de las grandes familias que junto con el alzamiento de los campesinos en 1917 puso en peligro su supervivencia. Afortunadamente, el hecho de que se hubiese convertido siglos antes en el favorito de la aristocracia propició la recuperación de la raza en Rusia pues había suficientes ejemplares en el resto de Europa para lograrlo.

Estándar

Características generales. Aspecto imperial, muy elegante, gracias a su bello y largo y sedoso manto que es ligeramente ondulado. Su media de vida es de, aproximadamente, 12 años.

Cabeza, cara y cuello. De cráneo plano y estrecho, la línea superior es convexa. Hocico fuerte, largo, estrecho y poco profundo. Dentadura completa, bien desarrollada con cierre correcto. Ojos más bien juntos, grandes y oscuros con forma de almendra. Orejas de inserción alta, pequeñas y estrechas terminadas en forma de punta y echadas hacia atrás. Su cuello es largo y musculoso cubierto por gran cantidad de pelo.

Cuerpo. Dorso arqueado, sobre todo en el macho, que alcanza el extremo más alto en la última costilla. De grupa larga, ancha y musculosa; la cola es de inserción baja. El pelaje es largo y sedoso ondulado o rizado, muy tupido en el cuello, la parte inferior del pecho, en la cola y detrás de los miembros.

Extremidades. Todos sus miembros son rectos y los posteriores a su vez son paralelos, más anchos y musculosos. Sus pies son estrechos, ondulados con los dedos muy apretados.

Carácter

Aprecia el bienestar y la comodidad como ningún otro y así lo defiende, ya que no le gusta que lo molesten. Tranquilo y silencioso le encanta pasar horas relajado en el sofá, y esto se puede interpretar como una debilidad aunque nada más alejado de la realidad.

En el momento de convivir con otros perros, no se deja dominar. De hecho, no se muestra especialmente sociable ante los canes desconocidos porque no le gusta perder ni su posición ni sus privilegios.

El gran protector

Su instinto cazador y su desconfianza forman parte de su naturaleza, es por eso que debe ser adiestrado con suma tranquilidad y paciencia para no sacar su ansiedad y nerviosismo. Es un excelente guardián, intransigente, y sumamente inteligente. Necesita gastar su excesiva energía y por tanto la actividad de guardián le sienta de maravilla, lo que no quita que deba correr y ejercitarse.

El amigo más fiel

Es un compañero excelente y leal, ya que solo tiene ojos para su amo. Exclusivo, de gran energía, bajo su apariencia inexpresiva esconde una ternura inmensurable. Es capaz de suspirar por su dueño y para sentirse seguro necesita que éste también le demuestre constantemente su afecto.
Se ha de tener cuidado de no descuidar los mimos que se le dediquen pues si no se siente atendido o pasa demasiado tiempo separado de su dueño puede entrar en depresión.

Día a día

No le gusta estar solo y necesita que su dueño le indique lo que debe hacer, necesita un guía que le muestre el camino a seguir. Es muy celoso de sus espacios y de sus privilegios, los que defenderá sin dudarlo. No es un caprichoso, simplemente un aristócrata que disfruta de su noble posición.

Los niños

Hace uso de su gran inteligencia para marcar las distancias con los niños, ya que no soporta el posible maltrato o el exceso de energía de las criaturas. Sus técnicas son tan simples como efectivas. O bien se aleja o muestra su desarrollada dentadura, con la cual consigue su objetivo.

La dieta

Su desarrollo es rápido y sufre de debilidad ósea, es por eso, que necesitan desde cachorros un aporte extra de calcio. Este aporte debe ser proporcionado en forma de alimento ya que su organismo es incapaz de asimilar dicho suplemento en forma de medicamento. Su ración diaria es variada pero debe ser dividida siempre en dos tomas.

Debido a la tendencia a la torsión-dilatación de estómago de esta raza, son recomendables piensos de alta digestibilidad y puede ser conveniente repartir la comida en dos tomas diarias. También se beneficiarán de una dieta con un aporte suficiente de ácidos grasos esenciales para mantener su pelo en un perfecto estado de belleza y salud.

Es importante evitar dietas de elevado aporte calórico para evitar el sobrepeso, que en esta raza puede causar problemas sobre todo a partir de cierta edad.

Ejercicio diario

Como lebreles que son, necesitan ejercicio, mucho ejercicio, para poder gastar toda su energía y fuerza. No hay que olvidar que aunque parezca estar muy cómodo y tranquilo en el sofá de casa, el ejercicio es más que necesario para calmar su ansiedad y para mantener su tranquilidad y así evitar su tendencia al nerviosismo.

Cuidados

Salud

Es un animal resistente, que goza de relativamente buena salud y que posee una agudeza visual excelente. Sus principales problemas son la fragilidad ósea y la propensión a sufrir la torsión de estómago, una distensión aguda del estómago en la que éste puede llegar a torcerse sobre sí mismo. Para ambos problemas existen medidas preventivas que pueden mantenerlos bajo control.

Otras patologías que se han asociado a esta raza son algunas enfermedades congénitas como la displasia de codo y cadera, y la osteocondritis disecante -consiste en una separación de parte de la superficie articular del húmero que requiere tratamiento quirúrgico-. Otras enfermedades menos frecuentes incluyen cardiomiopatia y atrofia progresiva de retina. Junto con otras razas parecidas -galgos y lebreles- son muy sensibles a algunos tipos de anestesia.

Higiene básica

De ser posible, es necesario un buen cepillado diario con un peine metálico o como mínimo, es recomendable, que al menos una vez a la semana se lo peine en profundidad. Además hay que cortar regularmente el pelo que crece entre las almohadillas plantares y entre los dedos. Si se logra mantener el pelo desenredado no es necesario el baño, más aún considerando el tamaño del ejemplar.

Curiosidades

Tanto en Europa como en Estados Unidos la caza con lebreles está prohibida por tanto estos solo pueden desempeñar junto con sus dueños actividades deportivas planificadas y específicas, a fin de poder canalizar toda su energía.

Puppy

Necesita que le eduquen con coherencia, serenidad, y sin perder la paciencia. Es extremadamente inteligente así que su aprendizaje puede ser muy productivo.

Productos relacionados