Cairn Terrier

Altura:
de 28 a 31 centímetros.

Peso: de 6 a 7,5 kilogramos

Color: variable -crema, amarillo, rojo, gris o casi negro-. Presenta habitualmente manchas oscuras en el hocico y las orejas.

Longevidad: de 13 a 15 años.

Características

Audaz y alegre, el Cairn Terrier es un inmejorable animal de compañía para familias activas que buscan en un perro un miembro más de la familia. Su carácter valiente y dinámico contagia a todos los miembros de la familia.

Indudablemente, los orígenes de este terrier están en Escocia, concretamente en los Highlands occidentales, donde vivían sus antepasados a finales del siglo XVII. Anteriormente era conocido como Terrier de pelo corto de Skye pero pasó a recibir el nombre de Cairn Terrier ya que su labor original fue la de eliminar las alimañas y piezas de caza ocultas entre las rocas –conocidas en Escocia como cairns-. Aunque es uno de los terriers de trabajo más pequeño, el Cairn era capaz de enfrentarse a cualquier mamífero que tratara de ocultarse bajo tierra.

Su pelaje, duro y enmarañado, es uno de sus principales activos, ya que le protege perfectamente de las inclemencias del complicado tiempo escocés. Además, el Cairn Terrier es uno de los perros de esta clase que mejor se han mantenido con el paso de los años ya que no se ha visto sometido al proceso de embellecimiento de otros terriers para lucir en las pasarelas de las exposiciones caninas. Y eso que esta raza lleva participando en estos eventos desde 1909. Cuestión de autenticidad.

Estándar

Características generales. Ágil y alerta. Su pelaje es muy resistente a las inclemencias meteorológicas.

Cabeza, cara y cuello. Tiene la cabeza poblada de pelo y proporcionada al tamaño del resto del cuerpo. El cráneo es bastante ancho y el hocico potente, con la trufa negra. Los dientes, al igual que los maxilares, son particularmente fuertes, pero no por ello grandes o largos. Los ojos son medianos y marrones y se sitúan bien separados y algo hundidos. Las orejas, por su parte, son pequeñas y puntiagudas, bien erguidas. Por lo que respecta al cuello, es bastante largo y se sitúa bien implantado en las espaldas.

Cuerpo. La espalda del Cairn Terrier es recta y medianamente larga, con un lomo fuerte y elástico y el pecho profundo con las costillas bien arqueadas. El pelo que recubre todo su cuerpo es duro sin ser áspero y le permite soportar con estoicismo las inclemencias del tiempo.

Extremidades. Los miembros anteriores son de un largo mediano y potente osamenta sin llegar a ser pesada. Los codos nunca están vueltos ni para un lado ni para el otro. Por lo que respecta a los miembros posteriores, son particularmente musculosos y potentes. Las rodillas no presentan una gran angulación y los corvejones están bien descendidos. Los pies son pequeños y estrechos, y los anteriores son más grandes que los posteriores y algo desviados hacia afuera. Las almohadillas son gruesas y fuertes.

Carácter

Este terrier de pura cepa, sin aditivos de ninguna clase, se convierte con facilidad en el alma de la casa. Es un perro natural, muy inteligente y astuto que conoce las claves para ganarse el afecto de sus dueños y sabe como jugar sus armas para hacerse un hueco en el corazón de su familia. Animoso, dinámico, juguetón y un poco tozudo, es imposible aburrirse a su lado ya que siempre tiene energía para gastar con quien quiera acompañarlo en sus juegos.

Pura dinamita

El Cairn Terrier es pura energía y siempre esta dispuesto a jugar, correr, saltar o lanzarse al agua. ¡No le da miedo nada! Es capaz de tirarse a una poza de agua en invierno sin preocuparle que pueda duramente alcanzar los 5 grados centígrados si es que anda tras un palo o algún pequeño animal que haya visto escabullirse en el agua. Tiene un pasado como cazador de nutrias y a un escocés como éste no hay frío que sea capaz de frenarlo. Por otra parte no hay que preocuparse porque tanta energía pueda llevarlo a mostrarse agresivo. En absoluto. En compañía de hombres es incapaz de morder a nadie. Pero pobre del roedor que se cruce en su camino…

Perfecto para los niños

Con un carácter tan dado a los juegos y un humor como el que luce este terrier, el Cairn es, sin lugar a dudas, una excelente opción para una familia con niños. Le gusta jugar tanto o mas que a los propios niños y le encanta lucirse ante ellos con sus piruetas y juegos malabares. Tiene, además, una paciencia infinita y no le importa que le estiren del pelo o que le despeinen. Son las virtudes de tratarse de un perro rustico acostumbrado a todo tipo de inclemencias.

Día a día

Es muy fácil convivir con el Cairn Terrier y adaptarse a su manera de ser, tan desbordante de energía y entusiasmo. Pese a que sea un perro tan sumamente activo y juguetón, puede acostumbrarse a la vida en un apartamento o a vivir con una persona anciana siempre que, eso si, se le permita gastar la energía que atesora mediante largos paseos o frecuentes excursiones. Por lo demás, no requiere de grandes cuidados ni acicalamientos y tiene una salud a prueba de bombas. Un perro encantador en todos los sentidos.

Bien en un piso, mejor en el campo

Aunque se trate de una raza que goza de tanta energía y roza la hiperactividad, el Cairn Terrier puede acostumbrarse a la vida en un apartamento. No obstante, es preferible que viva en el campo, donde puede desarrollar mejor su carácter y correr con libertad tanto cuanto desee. Además, vivir en un piso puede hacerlo más dependiente de su dueño y más pegajoso. Puesto que no tiene tanto espacio donde curiosear, acabará por volcar gran parte de su energía en su dueño. Otro punto a tener en cuenta es que si dispone de un parterre, debe vigilarlo con atención o cercarlo. Al Cairn Terrier le apasiona hacer agujeros en la tierra y, seguramente, a usted no tanto descubrirlos.

Buen comedor

Un perro que desprende tanta energía y realiza tanto ejercicio físico durante el día debe recuperar todo lo que ha quemado. Vigile, de todas formas, que no se exceda con la comida, ya que puede presentar una ligera predisposición a engordar. La cantidad de comida seca recomendada es de aproximadamente 200 gramos diarios.

¿Amigo de otros animales domésticos?

Con matices. Si el Cairn Terrier es educado en base a respetar a otros animales domésticos que puedan habitar la casa de sus dueños, puede que la convivencia llegue a ser pacífica. Sin embargo, es habitual que no congenie precisamente bien con gatos o roedores. Ver correr a un hámster dentro de su jaula lo sobreexcita de manera muy acusada y con los gatos tampoco llega a tener una relación fluida. Antiguamente solía lanzarse sobre los gatos salvajes y aun queda algo de ese pasado cazador en su ADN de manera que su dueño debe hacer las oportunas presentaciones y velar por una correcta convivencia.

Cuidados

Salud

Un perro que se ha criado en las duras llanuras escocesas no puede ser un remilgado. Y el Cairn Terrier es un perro de origen escocés, de manera que no podía rehuir el tópico. Esta raza tiene una salud formidable y no le afectan demasiadas enfermedades hereditarias, entre ellas: dermatitis atópica, epilepsia, patologías oculares -luxación de cristalino, cataratas, glaucoma, atrofia progresiva de retina y displasia de retina-, osteopatía craneomandibular -deformación de los huesos del cráneo y de la cara- y luxación de rótula.

Higiene básica

Otro punto a favor del Cairn Terrier. Su enmarañado y duro pelaje no requiere de grandes cuidados. Basta con que, con cierta regularidad, se le pase un cepillo para eliminar los pelos muertos que pueda acumular en el manto. No es un perro que deba ser acicalado ya que gran parte de su encanto reside en su naturalidad y su aspecto rústico.
De todas maneras, como a todos los perros de pelo duro, se les puede hacer el arreglo con stripping, que consiste en arrancar selectivamente el pelo a mano con ayuda de cuchillas especiales.

¿Sabías que ...?

Warner Bros escogió un ejemplar de Cairn Terrier para encarnar al entrañable Totó, el compañero de andanzas de Dorothy en 'El Mago de Oz'. El Cairn que representó a Totó era una hembra y respondía al nombre de Terry.

Productos relacionados