Caniche

Altura:
toy -25 cm-; enano -28-35 cm-; mediano -35-45 cm-; grande -45-55 cm-.

Peso: toy -6 kg-; enano -7 kg-; mediano -12 kg-; grande -20 kg-.

Color: blanco, negro, albaricoque, gris y marrón.

Longevidad: varía de los 11-12 años del caniche grande hasta los 15-18 del toy.

Características

Su aspecto refinado no deja a nadie indiferente. Esta raza cuenta con grandes enamorados de su elegante y pomposa apariencia al mismo tiempo que acumula acérrimos detractores. De todas formas, no hay que quedarse simplemente en la apariencia –algo complicado en una raza en la que la imagen juega un papel tan importante- ya que los caniches fueron, originalmente, perros cobradores criados para trabajar en el agua.

De origen europeo, Francia y Alemania se disputan ser la cuna del caniche. Las teorías más sólidas apuntan que fue la Alemania de la Edad Media la que vio nacer a este perro de pelo rizado que, posteriormente influyó en el barbet, y no al revés como suele decirse habitualmente. Su labor como perro guardián de rebaños está documentada desde hace más de 400 años y no fue hasta el siglo XVI que empezó a convertirse en un perro de salón gracias al amor que le dispensaba la nobleza. Así, fue el perro predilecto de Luis XV, rey de Francia o de la reina María Antonieta, que sentía por ellos una predilección especial.

El caniche hoy en día es uno de las razas más premiadas en concursos y exposiciones caninos gracias a su privilegiada inteligencia y docilidad. De el se distinguen hasta 4 razas en función de su tamaño –gigante, mediano, enano y toy- aunque las principales organizaciones caninas, como el Kennel Club de Londres tan solo reconoce tres razas –gigante, enano y toy-.

Estándar

Características generales. Diferentes tamaños entre los 25 y los 55 centímetros de altura. Uno de sus rasgos más distintivos en su paso saltarín y ligero.

Cabeza, cara y cuello. Cabeza ni pesada ni maciza, con el perfil superior rectilíneo. Tiene el cráneo ovalado y bastante estrecho con trufa desarrollada y negra en los ejemplares de color blanco, gris y negro, mientras que es marrón en el resto de ejemplares. Tiene las fosas nasales particularmente abiertas. Ojos ligeramente oblicuos sin resultar saltones y con una mirada que sorprende por su expresión ardiente. Orejas moderadamente largas y redondeadas, cubiertas de pelo largo y ondulado. Cuello de mediana longitud, ligeramente arqueado tras la nuca y bien proporcionado, lo que le permite llevar la cabeza de manera altiva y digna.

Cuerpo. Proporción armoniosa y longitud mayor que la altura de la cruz con un pecho bien desarrollado. Tiene el dorso recto y la zona lumbar firme y musculosa, con la grupa bien redondeada. Tiene un pelo abundante, fino, lanoso y rizado.

Extremidades. Los miembros anteriores son muy finos y los hombros son musculosos, con una osamenta particularmente sólida que le proporciona una gran estabilidad. Tiene los pies ovalados y pequeños, con los dedos arqueados, nerviosos y compactos.

Carácter

Lleno de energía y siempre de buen humor, el caniche es un perro ideal para toda la familia y se convertirá en el compañero de juegos perfecto para los más pequeños de la casa, que se contagian con rapidez de su vitalidad y simpatía. Siempre dispuesto a hacer cabriolas y piruetas, sus ganas de agradar y su predisposición al juego hacen que se gane con mucha facilidad el afecto de toda la familia. Es un perro muy sociable y, a la vez, muy obediente, de manera que aprende con facilidad las instrucciones que le marque su dueño.

Un juguetón con aptitudes para el circo

Siempre a punto para jugar con su dueño. El caniche es el perro ideal para convivir con una familia con niños ya que le encanta jugar y rápidamente los identifica como sus compañeros de andanzas, de manera que si ve que los padres recriminan a los niños, el perro se meterá en la discusión, al verse él tan atacado como los niños. Un juguete particularmente apto para los caniches es la pelota; les encanta ir tras ella si su dueño se la lanza, ¡les encanta hacerles ver lo rápido que aprenden! Estas buenas aptitudes del caniche le han llevado a ser una de las razas más utilizadas en espectáculos circenses como los juegos malabares o de equilibrio. ¡Está hecho todo un artista!

El rey de los concursos

No hay ningún otro perro que presente mejores aptitudes para los concursos caninos de belleza. A su elegante porte, hay que añadir el concienzudo acicalamiento al que lo someten sus dueños, y sus aptitudes para este tipo de espectáculos, ya que es un perro al que le gusta mucho agradar a propios y extraños. Se trata de un perro muy afectuoso que detesta estar solo –encienda la radio si le va a dejar solo en casa, soportará mejor su ausencia- y disfruta de la compañía de sus dueños de manera especial, por lo que hará todo lo que esté en su mano para agradar sobre la pasarela.

Día a día

Este pequeño presumido requiere de ciertos cuidados y hay que tenerlo en cuenta a la hora de adquirirlo para evitar sorpresas ante el gasto importante que esto supone. Aparte de este detalle, el caniche es un perfecto compañero de vida y, únicamente, hay que vigilar su nervioso carácter para evitar que ladre en exceso y que muerda todo aquello que se cruce en su camino –una de sus principales aficiones-. Para evitar problemas, conviene adiestrarlo para evitar estos comportamientos desde una edad bien temprana.

Un coqueto que disfruta del campo

No se deje engañar por su apariencia coqueta y vanidosa. El caniche tiene marcado en su ADN su pasado de perro de caza y pese a que hoy en día su carácter se ha dulcificado, sigue necesitando correr y husmear por el campo. Le encanta igualmente zambullirse en el agua; recuerde que 'caniche' significa en francés  'perro pato', ya que esta raza solía trabajar en el agua. Que disfrute del contacto con la naturaleza no quiere decir que este perro no pueda vivir perfectamente en un piso. Los enanos y los toys son los que mejor se adaptan a la vida en la ciudad pero hay que tener en cuenta que conviene darles varios paseos diarios.

No es un gran comedor

La alimentación del caniche no supone un gran gasto ya que no es un animal que necesita grandes cantidades de comida diarias. La cantidad, no obstante, variará en función de su tamaño. Así, mientras a un toy le bastará con 100 gramos diarios de comida seca, uno mediano necesitara del orden de 600 gramos diarios.

Un auténtico ' gentleman'
A su elegante aspecto, hay que sumarle que este perro tiene, innatos o adquiridos, unos buenos modales. Así, pese al pequeño tamaño de los toys o enanos, nunca harán sus necesidades dentro de casa. Igualmente, es un perro muy sociable que sabe congeniar con otros animales bajo el mismo techo siempre que le sean presentados, ¡hay que guardar las formas! Si su dueño actúa con diplomacia, el animal no tendrá problemas en entenderse con gatos, cobayas o conejos con los que tenga que compartir un mismo espacio.

Cuidados

Salud

Su frágil aspecto puede llevar a equívocos ya que se trata de una raza muy resistente que gozará de una muy buena salud si se mantiene en forma, bien alimentada y con una higiene adecuada. Una enfermedad que le afecta en mayor medida que a otras razas es la adenitis sebácea de la piel, que puede ser confundida con una alergia u otros problemas cutáneos. También puede padecer otras enfermedades hereditarias como algunos problemas hormonales - enfermedad de Addison, síndrome de Cushing, hipotiroidismo-, luxación de rótula, enfermedad de Legg-Calve-Perthes - consiste en una malformación de la cabeza del fémur que produce dolor y cojera-, displasia de cadera y el síndrome de dilatación-torsión, éstas dos últimas especialmente en la variedad de caniche gigante. También puede verse afectado por diferentes cánceres de comienzo tardío, no obstante, relativamente poco comunes, ya que es una raza muy longeva, en comparación con otras.

Higiene básica

Los perros de esta raza requieren de unos cuidados bastante laboriosos, de un coste económico medianamente alto. Debe visitar con frecuencia la peluquería canina -cada seis semanas es lo aconsejable- y el corte de debe hacer con una esquiladora de varias láminas, tijeras y cortaúñas. Debido a la suavidad de su pelo, y a que no se cae, como por ejemplo, el pelo de los perros pastores, se ensucia más rápidamente que otras razas y necesitará baños frecuentes, cada 2 ó 4 semanas.

Puppy

Los Caniches son perros particularmente nerviosos e inteligentes y conviene educarlos desde bien pequeños.

Productos relacionados