Chihuahua

Altura:
entre 12 y 25 centímetros, aunque algunas variedades pueden llegar a alcanzar los 38 centímetros.

Peso: entre 1,5 y 3 kilogramos.

Color: cualquiera.

Longevidad: de 12 a 16 años.

Características

El Chihuahua es uno de los perros más caros del mundo y uno de los preferidos por los famosos y millonarios. De tamaño diminuto -compite con el Yorkshire Terrier por el título del can más pequeño del mundo-, paradójicamente debe su nombre a la región más extensa de México, de ahí que también es conocido como chihuahueño -originario del Estado de Chihuahua-. Carismático y diferente, ha ido cosechando con los años una gran popularidad en todo el mundo.

Su historia es algo confusa. Se cree que esta raza ya existía en América antes de la llegada de Cristóbal Colón y era criada por los toltecas, como demostraría el hallazgo de diversas figuras y reliquias toltecas con forma similar al Chihuahua. Sin embargo, otros autores sitúan los orígenes de este perro en China, donde está documentada la costumbre ancestral de criar animales de tamaño reducido. Así, el ancestro del Chihuahua habría llegado hasta América de la mano de comerciantes europeos en sus viajes de negocios alrededor del mundo.

En cualquier caso, lo que está claro es que el moderno Chihuahua fue criado y desarrollado en México en sus dos variedades, la de pelo corto y la de pelo largo. Desde este país, el Chihuahua pronto pasó a Estados Unidos, donde fue presentado en diferentes muestras y ferias y de ahí fue dado a conocer en el mundo entero, alcanzando gran fama y notoriedad en los cinco continentes.

El Chihuahua de pelo corto tiene un pelaje suave, corto, brillante y pegado al cuerpo, mientras que la variedad de pelo largo destaca por su pelaje sedoso y fino, que puede ser lacio o ligeramente ondulado.

Estándar

Cabeza, cara y cuello. Una de los elementos más característicos del Chihuahua es su cabeza redondeada, con una forma que recuerda a una manzana. El cráneo de este perro tarda bastante en osificarse completamente, y de hecho en algunos ejemplares no llega a hacerlo nunca, razón por la cual la cabeza de los cachorros y de algunos adultos presenta una zona blanda correspondiente a la mollera o fontanela que aún no se ha osificado.

Otra particularidad del Chihuahua son sus grandes orejas, largas y rectas con forma triangular, formando en reposo un ángulo de 45º en relación a la cabeza. Sus ojos, sumamente expresivos, son redondos y grandes sin llegar a ser saltones. Su hocico es pequeño y su frente ligeramente abombada.

Cuerpo, cola y extremidades. El cuerpo del Chihuahua es pequeño en comparación con su cabeza y, sobre todo sus ojos, y tiene una complexión atlética. Su cola es, al igual que la cabeza y los ojos, desproporcionadamente grande respecto al tronco del animal, y es gruesa en la base, estrechándose poco a poco hasta la punta. En cuanto a sus patas, son más bien esbeltas y acaban en unos pies delicados, pequeños y de forma oval, con dedos separados.

Carácter

El Chihuahua es un perro muy simpático y vivaz. Está siempre alerta y tiene un carácter inquieto, pero sobre todo se caracteriza por el estrecho vínculo que establece con su amo, hasta convertirse en un inseparable y auténtico compañero. Muy inteligente y cariñoso, puede llegar a tener comportamientos agresivos con otros animales y personas cercanas a su amo simplemente por celos. En este sentido, el Chihuahua es un perro muy valiente que es capaz de enfrentarse con gran gallardía a perros y otros animales mucho más grandes que él, lo que puede acarrearle más de un disgusto si no evitamos que ésto suceda.

El Chihuahua y los niños

Aunque por su aspecto inofensivo y su pequeño tamaño pudiera parecer un perro apropiado para los niños, no lo es, precisamente porque su tamaño es demasiado reducido como para soportar bien las travesuras y el inagotable dinamismo de los más pequeños. Además, no se trata de un perro precisamente dócil, y si se ve agobiado por los niños no tendrá empacho en morderles para defenderse. Tampoco está de más acostumbrar a los cachorros de esta raza a los niños si en un futuro tienen que tener contacto con ellos.

Cariño, cariño y cariño

En el plano psicológico, el Chihuahua tiene una personalidad bastante compleja y sofisticada, y el gran apego que siente hacia su dueño obliga a este a demostrarle reiteradamente y en grandes dosis su afecto. Ya hemos dicho que tiene tendencia a ponerse celoso, y en estos casos tratará de llamar la atención de su amo por todos los medios. Además, es un perro bastante miedoso, y cuando está asustado o inseguro comienza a temblar. Es en estos casos cuando más cariño y amor necesita de su dueño para tranquilizarse.

Día a día

Necesita mantener el calor

El Chihuahua es un perro bastante delicado. Su escasa masa corporal le proporciona ciertas dificultades para mantener el calor corporal, razón por la cual hay que poner especial atención en que no pase frío. No es un perro, pues, que pueda vivir en el jardín, sino que debe tener su lugar dentro de casa, lo que lo hace ideal como compañero de apartamento. Si hace frío afuera, deberemos abrigarlo a la hora de sacarlo a pasear. Por eso es tan común y variada la ropa para Chihuahua. Por otra parte, se trata de un perro inquieto, así que no es necesario preocuparse de que haga ejercicio. Él solito, con su tendencia a la actividad, lo hará por su cuenta.

Nutrición

El Chihuahua es omnívoro y precisa una nutrición adecuada y equilibrada, poniendo especial cuidado en no sobrealimentarlo para evitar problemas de salud. Lo más apropiado para esta raza es el pienso seco, entre 40 y 70 gramos diarios, preferiblemente de gama alta, ya que la comida húmeda le puede causar diarrea. Tras el destete, y hasta los 3 meses de edad, los cachorros deben ser alimentados cuatro veces al día. De los 3 a los 6 meses, tres veces al día, de los seis meses al año, dos veces al día, y a partir de entonces una vez al día.

Necesita socialización

El adiestramiento en positivo es la técnica más apropiada para el Chihuahua, que con un poco de paciencia y dedicación acabará aprendiendo gran cantidad de trucos. Por otro lado, este perro tiene un carácter que puede ser muy agresivo con otros individuos, ya sean personas, canes u otros animales, así que desde que es cachorro se debe poner gran atención en su socialización.

Salud

Las enfermedades más comunes en esta raza se derivan de su estructura y tamaño. Así, el Chihuahua es propenso a las lesiones y fracturas óseas, especialmente cuando es cachorro, ya que sus huesos son frágiles, y sus ojos tienen tendencia a padecer problemas de córnea y glaucoma. Por otro lado, la mollera o fontanela abierta hace más frágil la cabeza de estos perros por lo que cualquier caída puede tener consecuencias muy serias.

También pueden sufrir de luxación de rótula y de hipoglucemia -bajadas de azúcar en la sangre- por lo que es importante que se alimenten varias veces a lo largo del día, en especial cuando son cachorros muy pequeños.

Otra patología muy grave que puede padecer esta raza es el hidrocéfalo; consiste en un exceso de acumulación de líquido cefalorraquídeo en el interior del cráneo, que comprime y daña el tejido cerebral. Algunos animales que nacen con esta enfermedad solamente viven unos meses y otros sufren problemas graves del desarrollo del sistema nervioso - ceguera, falta de coordinación de movimientos etcétera.- Además, los cachorros tienen la cabeza muy grande, así que es bastante común que se necesite cesárea durante el parto.

Cuidados

Higiene básica

El Chihuahua pierde pelo constantemente, así que la variedad de pelo largo debe ser cepillada con bastante frecuencia, preferentemente una vez al día. En cuanto al Chihuahua de pelo corto, con un cepillado ocasional o la limpieza con un paño húmedo serán suficientes.

En cualquiera de sus dos variedades, el Chihuahua debe ser bañado una vez por mes, poniendo especial cuidado en que no le entre agua en las orejas.

Productos relacionados