Dogo Canario

Altura:
los machos de 60 a 66 centímetros y las hembras de 56 a 62 centímetros.

Peso: a partir de 50 kilogramos los machos y de 40 kilos las hembras.

Color: Atigrado en toda su gama, desde el oscuro muy cálido al gris muy claro o rubio. Leonado en toda su gama hasta el arena. El blanco puede aparecer en el pecho, en la base del cuello o garganta, en manos y dedos traseros, siendo deseable que sea lo más reducido posible. Máscara siempre negra, sin sobrepasar la altura de los ojos.

Longevidad: de 10 a 12 años.

Características

El Dogo Canario (o Perro de Presa Canario) es originario de Tenerife y Gran Canaria, hasta tal punto que algunas teorías indican que el archipiélago le debe el nombre a este animal (del latín Canis).Actualmente es el símbolo natural de la isla Gran Canaria, junto con el cardón.

Surgió de cruces entre el majorero, perro de ganado, prehispánico, oriundo de las islas; y perros molosoides llegados al archipiélago procedentes de Gran Bretaña. No obstante, el principal origen hay que situarlo en la existencia en Canarias del Bardino o Majorero, oriundo de la isla de Fuerteventura y muy difundido por todo el Archipiélago.

Durante los siglos XVI y XVII, su población aumentó considerablemente. De hecho existen numerosas alusiones al mismo en los textos históricos posteriores y sobre todo a los ‘Cedularios del Cabildo’. En estos últimos se explican las funciones que realizan, esencialmente como guardián y pastor de ganado vacuno.

A lo largo del siglo XVIII los colonos ingleses extendieron en Canarias sus tradiciones deportivas relacionadas con el perro como combatiente, a que eran tan aficionados, produciendo el mestizaje con el perro autóctono. Solían utilizar sus típicos perros gladiadores, tipo Bulldog y Bullterrier.

Consecuentemente, se generaron algunas modificaciones morfológicas. Ya no estaba considerado solo como un perro de presa que desarrolla una correcta labor como guardián o como boyero, sino que además debía poseer buena disposición para la lucha. A partir de ahí los cambios que experimentó la raza van ligados a mejorar las características para el combate.

El Dogo Canario sufrió un retroceso como raza a partir del año 40 del siglo XX, cuando se prohibieron las peleas de perros en España, llegó a estar en vía de extinción en la década de los 60. Pero solo diez años más tarde, en el 70, se inicia su recuperación como patrimonio autóctono de las Islas Canarias.

Estándar

Características generales. Perro tipo Molosoide, de talla media-grande. Es un animal rústico y proporcionado. Tiene el tronco más largo que su propia altura, lo que le da una apariencia longilínea.

Cabeza, cara y cuello. La cabeza es de tipo braquiocefálico (de hocico chato), con aspecto macizo. El cuello es algo más corto que la longitud de la cabeza. En su parte inferior hay un poco de piel suelta, como una ligera papada.

Cuerpo. Es longilíneo, ancho y profundo. Su longitud es superior a su altura, sobretodo en las hembras. Tiene el pecho amplio y profundo. Extremidades. Fuertes, paralelas, bien anguladas, con buen aplomo y musculatura desarrollada. Las uñas son oscuras (aunque puede aparecer alguna blanca, en función de la capa).

Cola. Tiene una cola con un nacimiento grueso, que se estrecha hacia la punta. En reposo cuelga derecha con ligera curva en la punta.

Carácter

Es manso, apegado con el propietario y la familia, pero es desconfiado con los extraños. Cuando está alerta su actitud es firme y su mirada vigilante.Es un excelente perro guardián, muy inteligente y particularmente fiel y leal siempre que sus dueños le proporcionen una correcta educación. A pesar de la firmeza de su aspecto, es muy cariñoso con sus dueños.

Perro guardián

Mantiene un aspecto sereno y una mirada atenta. Está especialmente dotado para las funciones de guarda y tradicionalmente para el manejo y conducción del ganado vacuno. Su temperamento es equilibrado y de gran seguridad en sí mismo. Ladrido grave y profundo. Es manso y noble en familia, con gran apego al dueño,pero desconfiado con los extraños. Expresión de gran seguridad, noble y un poco distante. Cuando está alerta su actitud es muy firme y la mirada vigilante.

Amigo de los niños

Es un excelente compañero para los niños. Es muy protector así como amable y dulce. Dado que le gusta jugar, los pequeños y él pueden compartir mucho rato juntos.

Precisa dueño con experiencia

El Dogo Canario no es el mejor perro para un principiante. Puede resultar testarudo y cabezón, dado que es muy dominante, y su dueño debe tener ciertas nociones para gestionar su carácter.

Cuidado con otros machos

No es preciso tener otro macho en el mismo hogar, ya que podría competir con él para establecer la jerarquía. De la misma manera, hay que vigilar cuando se acerque otro macho porque podría reaccionar de forma brusca para defender su territorialidad.

Día a día

Mantiene un nivel de actividad media, pero no es nada recomendable que viva en un apartamento o lugar cerrado. Los suelos demasiado duros tampoco le van a hacer ningún favor. Lo mejor es que puede acceder con relativa frecuencia al exterior.Es un animal ideal para tener al aire libre o en lugares donde no haya limitaciones de espacio.

Alimentación

Las razas grandes tienen que ingerir una gran cantidad de alimento diario. Por eso, se recomienda dividir la ración de alimento diaria y ofrecer al animal dos comidas al día. Así se evita un llenado en exceso el estómago del animal, que podría conducir a una patología muy grave y urgente que es la dilatación-torsión de estómago.

Cuidado con otros perros

Teniendo en cuenta que es desconfiado con los extraños hay que ir con cuidado en su relación con otros perros desconocidos. Si se ha mantenido cierta socialización desde cachorro será mucho más fácil. En caso contrario hay que tomar cierta cautela.

Obligaciones legales

Esta raza está considerada, por ley, como potencialmente peligrosa, su dueño debe obtener una licencia administrativa a la autoridad municipal o estatal y para que se la conceda debe ser mayor de edad, no presentar antecedentes penales, disponer de capacidad física y psicológica demostrada para poseer uno de estos animales y tener suscrito un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. Otras obligaciones que su dueño debe asumir por su naturaleza de raza peligrosa son, por ejemplo, sacarlo de paseo siempre con una copia de la licencia administrativa y de la inscripción del perro en el registro de perros potencialmente peligrosos, así como el uso de bozal y correa –de al menos 2 metros y no extensible-. Si vive en una zona urbanizada hay que levantar una valla alta que bordee el perímetro de la casa para que no se escape, con rejas que impidan el paso de una mano entre ellas. Debe consultarse en la correspondiente comunidad autónoma la normativa específica en relación a la tenencia de un perro de esta raza.

Cuidados

Salud

Se trata de un animal con el pelo muy corto que casi no tiene subpelo. Se recomienda cepillarlo con un guante de goma o un cepillo tipo carda en las épocas de muda. Necesita pocos baños, nunca más de uno al mes.

Higiene básica

Cuenta con una buena salud en general pero sobretodo hay que cuidarlo en su etapa de crecimiento. Al tratarse de una raza grande, presenta de un periodo de crecimiento muy largo. No alcanzará su tamaño adulto hasta los 12 meses. Hasta ese momento hay que proporcionarle un alimento para cachorro de raza grande. Así garantizamos que el animal dispone de todos los nutrientes para completar su crecimiento sin necesidad de ofrecer suplementos nutricionales.

Una vez alcanzado el peso adulto, hay que evitar sobrealimentar al perro porque, como ya no va a crecer más, puede acabar con sobrepeso. Es importante adecuar la ración de alimento en función de la actividad diaria que realiza nuestro perro. No recibirá la misma cantidad de alimento un Presa Canario destinado a la guarda de una finca que el que vive en un piso como animal de compañía. El veterinario nos asesorará para adecuar la ración a nuestro perro. El sobrepeso es un gran problema en los animales de esta raza porque, al ser de gran tamaño, puede acelerar la aparición de artrosis de cadera. De hecho, es muy recomendable valorar el estado de las articulaciones de nuestro Presa Canario a partir de los 7 años de edad. Así se pueden detectar lesiones de manera precoz y tratarlas para frenar su evolución.

De la misma manera que en cualquier raza grande o gigante, evitaremos alimentar a nuestro perro antes de realizar cualquier tipo de ejercicio. El presa Canario es un animal que debe recibir una cantidad considerable de alimento. Esto último sumado a la profundidad anatómica que tiene su pecho, constituyen dos factores predisponentes a la dilatación-torsión gástrica.

Puppy

 

En el proceso de adaptación del cachorro a su nuevo hogar hay que tener paciencia y no querer forzar cambios en su vida drásticamente. Antes de su llegada hay que retirar objetos que pueda morder o romper así como productos que puedan ser tóxicos. Por otra parte, si hay que cambiar la dieta que ha seguido hasta el momento debe hacerse de forma progresiva para no perjudicar su aparato digestivo.

¿Sabías que ...?

El Dogo Canario es una raza que se desarrolló en su aislamiento de las islas Canarias. Excelente guardián, afectuoso y protector con su dueño, reservado con los extraños, muy seguro de si mismo, ladrido grave y aspecto potente. Está hoy en día recuperándose de la practica extinción a la que llegó a mediados de los años sesenta y gana popularidad día a día.

Productos relacionados