Epagneul Breton

Altura:
entre 46 y 51 centímetros.

Peso: en torno a 15 kilogramos.

Color: blanco y naranja, blanco y marrón, blanco y negro, tricolor o roano.

Longevidad: aproximadamente 12 años.

Características

El Epagneul bretón es un perro cazador muy fornido y rechoncho que destaca por su vigor y su elegancia. Se trata del perro de caza francés más extendido, tanto en este país como en el extranjero. Sus orígenes son relativamente recientes. Como su nombre indica, proviene de los epagneuls, perros de caza de los que, antes de que se comenzaran a seleccionar las razas, existían numerosas variedades en el campo francés, dependiendo de la región.

El Epagneul bretón apareció en torno al año 1900 gracias al cruce entre distintos tipos de epagneul y ejemplares de setters, spaniels y springers procedentes de Inglaterra. La primera camada de esta raza es fruto de la unión fortuita de un epagneul macho francés y un setter hembra británico, cruce que tuvo lugar en la casa de guarda del vizconde Pontavice.

Al parecer, los perros que nacieron de la citada unión demostraron una inusitada adaptabilidad a los bosques bretones y un consumado don para la caza. Así, en 1907 se fundó el Club del Epagneul bretón de cola corta y, en las décadas siguientes se fue perfeccionando la raza.

Con los años, desapareció el calificativo de raza de 'cola corta' y, tras una serie de polémicas con los partidarios de un tamaño menudo, finalmente se optó por criar ejemplares más grandes. En la actualidad, es uno de los perros de caza más apreciados en todo el mundo por sus excepcionales aptitudes y cualidades.

Estándar

Características generales. Se trata de un perro de riñón corto y cabeza redondeada. Aunque el cuerpo presenta un aspecto rechoncho, es un perro elegante.

Cabeza, cara y cuello. La cabeza del Epagneul bretón tiene forma ligeramente redondeada, tanto de frente como de perfil. Presenta stop con depresión bastante sensible, aunque la pendiente es suave. La nariz es algo angulosa y bien abierta. Los ojos son de color ambarino oscuro, en armonía con el pelaje. Su expresión es dulce, inteligente y franca. Las orejas son de inserción alta, más cortas que largas y ligeramente redondeadas. Presentan poca franja, aunque las orejas están provistas de pelo ondulado. La cara es alargada y los labios finos y bastante levantados. El labio superior sobrepasa ligeramente el inferior. El cuello es de longitud mediana y bien musculoso, en forma de tronco y levemente arqueado. Está bien separado de los hombros y no presenta papada.

Cuerpo y extremidades. El cuerpo del Epagneul bretón se caracteriza por su pecho profundo, que baja plenamente a nivel del codo. Los flancos son altos, aunque sin excederse. Los hombros, oblicuos y musculados, dan origen a un brazo musculoso y huesudo. La piernas delanteras son completamente rectas, con la caña ligeramente oblicua, fina y musculada. Las ancas, más bajas que la cruz, son salientes y llegan hasta la altura del lomo. La grupa se inclina ligeramente y las piernas traseras son de ancas anchas, muy profundas y musculosas. Los pies presentan dedos apretados con algo de pelo entre sí.

Cola y pelaje. La cola, de inserción alta, es erecta o colgante siempre corta a unos 10 centímetros, a menudo un poco torcida y acabada en un mechón de pelo. El pelaje es fino sin exceso, y más bien liso o con una ligera ondulación.

Carácter

El Epagneul bretón es un perro dulce, apasionado e incansable. Aunque es el número uno entre los perros de caza franceses y cosecha gran admiración en Estados Unidos y Europa, se trata de un animal muy apto como mascota. Es muy amable y dulce con las personas, especialmente con los mayores y los niños, y agita constantemente la cola. Es, asimismo, inseparable de su dueño, y es muy aplicado en el aprendizaje. Se esfuerza por actuar bien y no defraudar a su amo, y es sensible hasta el punto de que desmoralizarse profundamente ante el fracaso, sobre todo si se le castiga con dureza tras un error.

Urbanita si puede quemar energía

Esta raza puede vivir en la ciudad, al fin y al cabo, para él o ella lo más importante es su dueño pero necesita hacer ejercicio. Eso quiere decir que no es un perro apto para personas sedentarias o que no les guste salir mucho de casa. El Epagneul bretón necesitara dar largos paseos cada día... y si hay juegos de por medio mejor que mejor. Necesita descargar energía y no puede hacerlo en casa porque las carreras no están permitidas en casa para un perro bien educado.

Magnífico cazador

Su trabajo siempre ha sido el de la caza y con este fin ha sido criado a lo largo de siglos hasta que también se han aprovechado sus cualidades como perro de compañía. En el campo es infatigable y no se rinde con facilidad por lo que su indudable resistencia le convierte en un compañero muy apreciado a la hora de cobrar piezas de todo tipo.

Bueno con los niños

Le gusta pasar tiempo con los niños así que, como es un compañero muy agradable y no es una de las razas que tenga tendencia a mostrar agresividad por dominancia es una de las razas más extendidas en la actualidad.

Día a día

El Epagneul bretón necesita hacer ejercicio físico diariamente para quemar su inagotable energía. Los largos paseos son su actividad favorita, especialmente en contacto con la naturaleza y preferiblemente en entornos boscosos. En este sentido, es un perro que necesita pasar tiempo al aire libre y de ninguna manera se le puede tener encerrado.

Adiestramiento firme pero gentil

La educación de un Epagneul bretón debe ser firme, pero muy dulce, ya que es un perro muy sensible que no soporta el autoritarismo y la severidad. Si el trato es el adecuado, es un perro fácil de adiestrar y con el cual es fácil tejer una profunda complicidad, por lo que hará todo lo posible por satisfacer a su dueño.

Que no engorde

El Epagneul bretón tiene una clara tendencia a engordar, especialmente si no realiza mucho ejercicio físico regularmente y si no mantiene una dieta equilibrada. La dieta media, fuera de los períodos de caza, suele ser de unos 320 gramos diarios de alimento completo seco.

Cuidados

Salud

La salud del Epagneul bretón es muy fuerte y resiste perfectamente el frío, incluso temperaturas muy bajas, y también el calor. Una de las dolencias que se suelen asociar a esta raza es la displasia de cadera, aunque con menor incidencia que en otras.
Se trata de una de las razas con menos enfermedades asociadas, aunque el cuidado de sus oídos requiere especial atención porque generan mucha cera y en climas cálidos y húmedos pueden tener tendencia a las otitis.

Higiene básica

Después de cada salida al campo, conviene controlar sus orejas y cepillarle el pelo cuidadosamente, comprobando que no tenga garrapatas ni otros parásitos. También conviene limpiarlo a menudo, ya que le encanta revolcarse en el barro. Además, es bueno hacerle nadar en un estanque o en un lago, ya que es buen nadador.

¿Qué significa epagneul?

El término epagneul sirve para designar a las diferentes razas de perros de caza originarios de Francia. Algunos autores sostienen que esta palabra es una deformación del término 'espagnol', que significa español en francés. De validarse esta hipótesis, se confirmaría la opinión de que todas las variedades de 'epagneuls' provienen de nuestro país. Sin embargo, otros estudiosos creen que el término se deriva de las palabras 's´epanir' o 's´espaignir', que antiguamente querían decir tumbarse. Esta tesis se ve reforzada por la constatación de que, durante la Edad Media, los perros cazadores se tumbaban en el suelo para acechar a sus presas sin ser vistos.

Productos relacionados