Epagneul Picard

Altura:
de 54 a 60 centímetros.

Peso: de 20 a 25 kilogramos.

Color: manto gris que presenta manchas y placas de color marrón en distintas partes del cuerpo así como en el nacimiento de la cola. Suele presentar igualmente marcas fuego en la cabeza y en las patas.

Longevidad: de 12 a 14 años.

Características

Robusto y de porte aristocrático, el Epagneul picard fue durante muchos años el perro favorito de reyes y nobles. Inmortalizado en numerosos cuadros del pintor de cacerías Jean-Baptiste Oudry, esta raza, una de las más antiguas del continente europeo, destacó especialmente como cazador de becadas hasta que otros perros de origen británico, ya a finales del siglo XIX, le robaron protagonismo.

Gracias a que otras razas comenzaron a ganar los favores de nobles y señores, el Epagneul picard se fue popularizando entre burgueses y campesinos. A ello ayudó la abolición del privilegio de caza en el siglo XIX, que convirtió a este perro antes habitual acompañante de señores y reyes en un perfecto ayudante de los campesinos de Picardía. Concretamente en la bahía de Somme, el Epagneul picard encontró su hábitat perfecto: un litoral rodeado de marismas donde este perro cazador podía campar a sus anchas tras las numerosas aves migratorias que poblaban la zona.

Esta raza se expuso por primera vez en 1904 pero fue encuadrada entre los epagneuls franceses dado que las diferencias entre familias aun no habían sido detectadas. Ya en 1921 se fundó su propio club. No obstante, este hecho no quiere decir que acabaran las suspicacias sobre si este perro formaba parte de los epagneuls franceses o, por el contrario, corría sangre británica por sus venas. Hoy en día la polémica parece zanjada al determinarse que tan solo el epagneul azul de Picardía contiene algo de Setter.

Estándar

Características generales. Es un perro muy robusto y con un porte muy señorial que le confiere cierto aire aristocrático.

Cabeza, cara y cuello. Porta la cabeza de forma alegre e imponente. Su cráneo es redondo y ancho y tiene el hueso occipital muy desarrollado, con las paredes laterales planas y el stop oblicuo sin llegar a formar un ángulo recto. La nariz es marrón y mediana con forma redonda y los labios algo gruesos y descendidos sin llegar a ser colgantes. La testuz es larga y bastante ancha, y va estrechándose desde la inserción de la cabeza hasta el hocico. Los ojos son de color ambarino. Están siempre muy abiertos y de esta forma ofrece una mirada franca y expresiva. Las orejas son bastante bajas y están cubiertas de pelo ondulado. El cuello es muy musculoso y está bien insertado.

Cuerpo. Tiene el pecho profundo y bastante ancho. Comienza a ser descendente a la altura de los codos. El dorso es medianamente largo y tiene una ligera depresión tras la cruz. El lomo es muy recto y no es ni demasiado largo ni grueso. Los flancos son planos y profundos y están bastante levantados. El pelo que lo recubre es grueso y es más fino en la cabeza y más ondulado en el cuerpo.

Extremidades. Los miembros anteriores, muy musculoso, tienen los hombros bastante largos y más bien rectos. Los posteriores, por su parte, tienen las ancas salientes. La grupa es oblicua y redondeada y el muslo bien descendido, ancho y muy musculoso, con abundantes franjas hasta el corvejón, que está poco acodado. Los pies son anchos y redondos sin ser planos, bien apretados, y con algo de pelo entre los dedos.

Carácter

Pese a que ha perdido la corona de 'rey de la caza' que ostentó durante muchos años, el Epagneul picard sigue siendo un cazador polivalente e inagotable que tiene en el campo o en las marismas su hábitat natural. A las excelentes aptitudes que presenta para la caza hay que sumar que es un perro dulce y obediente, que llena de afecto y cariño a todos los miembros de la familia y que presenta una perseverancia y una sociabilidad encomiables. Puede que el Epagneul francés o el Epagneul azul picard se hayan ganado los favores de los cazadores en tiempos recientes, pero este perro sigue atesorando numerosas cualidades ya no solo para la caza, sino como compañero de fatigas.

Excelente alumno

El Epagneul picard tiene muy buena predisposición para el aprendizaje. Es un perro inteligente y, como tal, aprende de forma rápida. Ahora bien, su dueño no debe emplear nunca la mano dura con él. Es más, no lo necesita. Sus ganas de aprender y su buena voluntad hacen que el adiestramiento de este perro sea particularmente sencillo. Es dócil y flexible, lo que le convierten en un excelente alumno siempre deseoso de aprender y de agradar a su dueño.

Un cazador muy dulce

Olvide los tópicos asociados a un perro cazador. Pese a que el Épagneul picard es, sin duda, un excelente perro para esta actividad, no piense que se trata de un perro independiente o poco afectuoso. Todo lo contrario. Rodeado de los suyos es como este perro se siente mejor y donde puede desarrollar su carácter afectuoso y amistoso en total plenitud. Busca constantemente y necesita del cariño de su dueño, lo cual no le resta ni un ápice de sus excelentes aptitudes como cazador.

Día a día

El Epagneul picard es un excelente perro de compañía que no da un excesivo trabajo a su dueño. Debe tener en cuenta, eso sí, las necesidades que implica el tener un perro cazador, en lo referente a ejercicio físico y necesidad de un espacio amplio donde pueda correr a sus anchas. Por lo demás, éste es un perro discreto de fácil mantenimiento y salud de hierro que se convierte con gran facilidad en un perfecto compañero para toda la familia.

Nunca en un piso

El Epagneul picard no exige demasiado pero hay que tener en cuenta su naturaleza de perro rustico y de caza y proporcionarle un espacio acorde a sus necesidades. La vida en un piso es impensable para este cazador de becadas por lo que se hace imprescindible disponer de un jardín lo suficientemente grande para que se pueda sentir cómodo y desarrollar su carácter de manera plena. Esto no quiere decir que el perro no pueda entrar en la vivienda. Como es un animal discreto y sensato no hay que temer que pueda acabar destrozando los objetos personales de su dueño. El Epagneul picard sabe comportarse perfectamente en cada situación.

Buen apetito

Es un perro que goza de buen apetito. Como perro cazador, derrocha energía y puede pasarse horas corriendo y husmeando, lo que le supone un gasto energético que debe reponer con la alimentación. La cantidad diaria de comida seca recomendada debe ser de aproximadamente 400 gramos. Si lleva un ritmo de vida más pausado, reduzca la dosis, y haga lo contrario si ha tenido un día particularmente activo.

Amigo de otros perros y de gatos

La convivencia con un Epagneul picard es excelente en todos los sentidos. No es un perro que muestre reticencias a compartir su espacio con otros animales domésticos. Al contrario, mantiene unas muy buenas relaciones con sus congéneres e incluso con los gatos, por lo que no debe preocuparse si su perro tiene que convivir con ellos.

Cuidados

Salud

A la longevidad de este perro -llega con facilidad a los 14 años de edad- hay que sumarle que goza de una excelente salud. No padece enfermedades hereditarias de forma habitual y su resistencia es tal que puede seguir cazando incluso hasta en la vejez. Solo hay que tener cuidado con su propensión a lesiones mientras va de caza: esguinces, fracturas, etcétera. También tiene bastante propensión a las otitis, como otras razas de perros de oreja caída y que fabrican mucha cera, pero se pueden evitar manteniendo una buena higiene periódica de sus orejas.

Higiene básica

Un perro rústico como el Epagneul picard no requiere de grandes cuidados ni tampoco de acicalamientos. Simplemente hay que cepillarlo regularmente para eliminar la suciedad y los pelos muertos. Por lo demás, este perro no necesita ninguna atención especial en este sentido.

Puppy

Cuando es cachorro, el Epagneul picard no tiene todavía el temple que demuestra de adulto, y es algo nervioso, algo habitual en un perro de corta edad. Conviene educarlo con coherencia y paciencia para enseñarle desde bien pequeño las normas básicas de la convivencia.

¿Sabías que ...?

El Epagneul picard tiene en el Epagneul azul de Picardía a su pariente más directo. Se trata de otra raza de éepagneul que se distingue por su tonalidad azulada en el manto y por gozar de un olfato más afinado que el del Epagneul picard así como por ser algo más veloz.

Productos relacionados