Fox Terrier de pelo duro

Altura:
de 35 a 39,5 centímetros.

Peso: 8 kilogramos.

Color: blanco con manchas atigradas, rojas o de color hígado.

Longevidad: de 13 a 14 años.

Características

El más famoso de los terriers tiene a sus espaldas una fama merecida de cazador, labrada durante décadas al amparo de los cazadores británicos que lo utilizaban para batir a los zorros en la campiña inglesa.

Este pequeño terrier de pelo duro hizo su entrada en escena 20 años después de su hermano de pelo liso, hacia 1870, y muchos los confunden con facilidad. Ya en 1873 comenzó a participar en exposiciones y concursos como una raza propia, y para su estandarización se decidió evitar su cruce precisamente con el Fox terrier de pelo liso. En la actualidad, el terrier que nos ocupa ha ganado en popularidad y aceptación a su homónimo de pelo liso.

Excelente compañero de caza, el Fox terrier de pelo duro ha ido haciéndose un hueco en los corazones de los amantes de los perros y hoy es uno de los mas célebres y estimados gracias a su carácter extrovertido y lleno de vitalidad. Entre sus seguidores han destacado incluso miembros de la nobleza como fue el caso de la condesa de Newcastle, que fue la creadora del primer gran campeón de esta raza.

Estándar

Características generales. Apariencia muy viva y activa. Movimientos rápidos y saltos ágiles ante cualquier provocación que reciba.

Cabeza, cara y cuello. Tiene el cráneo plano y bastante estrecho, siendo su anchura menor a la altura de los ojos. Las mejillas las tiene bastante enjutas. Las mandíbulas son uno de sus mayores signos distintivos: fuertes y potentes, le otorgan un aspecto temible. Dientes nivelados y fuertes. Mirada llena de vida e inteligencia gracias a unos ojos pequeños y ligeramente hundidos de color oscuro. Orejas pequeñas y moderadamente gruesas en forma de V que caen hacia delante a la altura de las mejillas. Cuello musculoso, neto, largo y sin papada que va estrechándose de forma progresiva hacia los hombros.

Cuerpo. Pecho profundo y hombros largos y oblicuos. El dorso es recto, corto y fuerte, con riñón potente y suavemente arqueado. El pelo que lo cubre tiene apariencia de 'roto' con tendencia a parecerse al alambre. No debe ser ni lanoso, ni sedoso, ni muy grueso.

Extremidades. Tiene unas patas que deben parecer rectas desde cualquier posición que se le observe. Osamenta potente. El músculo posterior de la pierna tiene que presentar una apariencia curva sin desviación ni hacia fuera ni hacia dentro.

Carácter

Vivaracho, inquieto, activo, aventurero, impetuoso,… un verdadero torbellino, en definitiva, que contagiara de vitalidad la casa de quien lo escoja como compañero. Si busca un perro tranquilo, cambie de opción. El Fox terrier de pelo duro es puro nervio y siempre está dispuesto para el juego o la carrera. Tremendamente curioso, cualquier leve estímulo basta para captar su atención, ponerlo en alerta y comenzar a desplegar su arsenal de trotes y saltos -¡puede saltar hasta a 50 centímetros del suelo! Toda una proeza cuando no alcanza los 40 centímetros de altura-. Una educación adecuada permitirá que este travieso acabe comportándose como un verdadero 'caballero inglés'.

¡Hay todo un mundo ahí afuera!

Su predisposición a la caza le condiciona a necesitar el aire libre para poder expulsar corriendo y saltando de un lado a otro toda la energía que acumula este travieso perro. Encerrarle en una casa podría complicar su carácter algo testarudo e independiente. Para que pueda desarrollarse de manera conveniente, es aconsejable la vida en el campo y un buen adiestramiento a una edad temprana, ya que a este pequeño granuja le gusta demasiado hacer lo que le viene en gana.

El amigo de los niños

Un torrente de vitalidad y energía como es el Fox Terrier de pelo duro es el compañero ideal de juegos para los niños. Ellos disfrutarán viendo las cabriolas y piruetas que realiza para su deleite y se divertirán con sus carreras y graciosos andares. Al terrier le gusta mucho jugar con una pelota lo que llevó hace decenios a que esta raza fue utilizada en los circos en espectáculos en los que terriers jugaban, ni más ni menos, que al fútbol. Se siente muy cercano a los niños ya que comparte con ellos cualidades como el atrevimiento, las ganas de diversión o la necesidad constante de comunicarse. Tal es su apego a los más pequeños de la casa que, si los padres riñen a los niños, éste ladrará en señal de protesta como si pensara, ¿y tú quién te crees que eres?

Día a día

A este terrier no se le agotan las pilas con facilidad. Siempre tiene ganas de más y puede agotar al más curtido en estas lides. Se recomienda un estricto adiestramiento para domar –en cierta medida- su rebelde carácter. Su dueño debe tener en cuenta que no es el perro más fácil de educar. Si no comprende una orden no la realizará y esto puede sacar de sus casillas a los primerizos. Es preferible explicarle amablemente qué se espera de él sin humillarle ni acometer gestos violentos para conseguir ganárselo a través de los sentimientos. Otro factor muy importante para la convivencia con esta raza: necesita imperiosamente espacio abierto para poder corretear.

Poco amigo de otros perros

Es un animal testarudo y bastante independiente que no recibe de buen grado a otros perros que le puedan robar protagonismo. Su carácter hace que no congenie bien con los demás perros y que, su sola presencia, sea suficiente para que se le erice el pelo. De ahí, a una pelea, hay solo un paso, y la impulsividad del terrier le puede llevar a ser justamente él quien la inicie. Además, es poco dado a retroceder una vez se ha iniciado la disputa, así que su dueño debe estar alerta ante la presencia de alguno de sus congéneres para evitar males mayores.

Una dieta acorde a sus necesidades

Quema mucha energía durante el día que necesita reponer para seguir dándolo todo. Dado su tamaño, la ración diaria de comida seca recomendada esta entre los 150 y los 200 gramos.

Un jardinero en potencia

El Fox Terrier de pelo duro necesita un terreno al aire libre donde poder quemar la energía que tiene, por lo que es muy poco recomendable optar por esta raza si su dueño vive en un apartamento de ciudad. Tampoco exige un gran espacio al aire libre, le basta con unos pocos metros cuadrados de jardín donde poder correr a su libre albedrío. Un consejo: su dueño debe evitar los parterres o los jardines delicados si convive con un Fox Terrier de pelo duro, ya que tiene 'dotes de jardinero' y le encanta excavar y hacer agujeros en la tierra.

Cuidados

Salud

El Fox Terrier de pelo duro goza en general una buena salud, a pesar de que hay algunas enfermedades hereditarias que pueden afectar a esta raza, como la sordera, la epilepsia, la diabetes y las cataratas. También muestra predisposición a padecer problemas de piel, como la dermatitis atópica.

Higiene básica

Un campeón de concursos caninos, obviamente, requiere de ciertos cuidados entre los que destaca el acicalamiento. Mejor dejarlo en manos de profesionales ya que requiere bastante habilidad. Tanto el cuerpo, como los hombros, los muslos y la parte posterior del cuerpo rapados, mientras que las patas deben conservar su habitual aspecto cilíndrico.

También pueden ser arreglados con la técnica del stripping que consiste en arrancar el pelo con la mano y con la ayuda de peines especiales hasta moldear la forma adecuada de su cuerpo.

La cabeza es la parte más complicada de arreglar, ya que debe raparse casi toda pero no las cejas ni la barba que deben ser esculpidas con habilidad.

Puppy

Ya desde cachorro da muestras de su inagotable energía y de sus incansables ganas de jugar con sus dueños. Conviene comenzar a educarlo desde bien pequeño para que aprenda las normas básicas de convivencia.

Además, al tratarse, como otros terriers, de un animal extremadamente inteligente, dedicar bastante tiempo a la educación y al juego evitará que nuestro cachorro se aburra.

¿Sabías que ...?

Milú, el leal compañero de aventuras de Tintín, es un Fox Terrier de pelo duro que creó Hergé para darle al joven periodista un leal compañero de aventuras que supusiera un contrapunto al carácter de Tintín. Contrariamente a lo que cabría esperar de un Fox Terrier de pelo duro, es éste el que ayuda a su dueño a poner los pies en la tierra. En los primeros cuadernos de las aventuras de Tintín juega un papel más protagonista, ya que es el único compañero del periodista.

Productos relacionados