Fox Terrier de pelo liso

Altura:
de 35 a 39,5 centímetros.

Peso: 8 kilogramos.

Color: blanco predominantemente con manchas negras, grises y de color fuego.

Longevidad: de 12 a 15 años.

Características

Puro nervio. Así es este terrier, tradicional cazador de zorros y garduñas en la campiña británica, que tuvo en su talento para expulsar a las presas de sus madrigueras su mayor virtud, con la que se ganó el respeto y afecto de los cazadores.

Sus orígenes como raza hay que buscarlos en los antiguos Black and tan terriers, que fueron refinados al cruzarlos con el viejo English White Terrier, el Bull Terrier, el Greyhound y el Beagle. El resultado fue el actual Fox Terrier de pelo liso que no ha variado prácticamente desde mediados del siglo XX a excepción del color. Y es que, en aquellos años, el Fox Terrier tenía un pelaje oscuro que provocaba que, cuando estando de caza salían de la madriguera oliendo a zorro, los sabuesos los confundían con las presas y los atacaban. Para prevenir esta situación, se favoreció un pelaje cada vez más claro, de manera que alrededor de 1860 el Fox Terrier ya era predominantemente blanco, tal y como se le conoce a día de hoy.

Este cazador fue la raza más popular en Inglaterra en las primeras décadas del siglo XX y llegó incluso a contar con su propia revista –Fox Terrier Chronicle- pero poco a poco fue cediendo protagonismo al Fox Terrier de pelo duro.

Estándar

Características generales. Apariencia viva con una gran velocidad en sus movimientos.

Cabeza, cara y cuello. Cráneo plano y bastante estrecho. Se estrecha progresivamente a partir de los ojos. Tiene las mandíbulas fuertes y musculosas con una apariencia ciertamente temible por su potencia. Dientes nivelados. Las piezas superiores cierran justamente en el borde exterior de los dientes inferiores. Ojos oscuros, pequeños y hundidos que le proporcionan una mirada ardiente, despierta y audaz. Orejas de pequeño tamaño y en forma de V de grosor notable. No tienen que colgar hacia los lados. Cuello perfilado y musculoso que se ensancha hacia los hombros sin presentar papada.

Cuerpo. Pecho profundo con hombros largos y oblicuos. Tiene el dorso recto, corto y potente sin presentar signos de debilidad. Riñón igualmente potente. Pelaje liso, suave, recto y abundante. Tanto el vientre como el interior de los muslos carecen de pelo.

Extremidades. Las patas son muy rectas y apenas dejan ver nada del tobillo en su parte delantera. Las patas delanteras y traseras deben proyectarse en línea recta durante la marcha. Los muslos son largos y potentes, y la osamenta es fuerte en todas partes. Los pies son redondos, compactos, con almohadillas de una dureza y grosor notables. Dedos arqueados y rectos, sin signos de desviación.

Carácter

¡Todo un carácter el del Fox Terrier de pelo liso! Este pequeño rebelde no para. Criado para correr y moverse por el campo, la vida en la ciudad no es la mejor opción para esta raza. Pese a su pequeño tamaño –alrededor de 35 centímetros de alto- se hace respetar, no solo por otros pequeños mamíferos que persigue con fruición, sino también por otros perros y por sus propios dueños. El Fox Terrier de pelo liso tiene mucha personalidad y no se somete fácilmente. Sin embargo, una vez se le sabe tratar, es todo dulzura y educación.

Travieso y sin complejos

Un auténtico torbellino difícil de 'domar'. El Fox Terrier de pelo liso no duda a la hora de enzarzarse en una pelea o de curiosear por todos los rincones del jardín. Es el compañero ideal para la caza ya que no hay zorro, tejón o ratón campestre que se le resista. También destaca en las batidas de jabalíes. Valeroso y atrevido, inconsciente ante el peligro, no hay golpe u obstáculo que pueda frenarlo: una vez se enciende no hay quien le pare.

Un encanto con mucho sentido del humor

La energía que desprende esta raza no significa que no sea capaz de dejarse querer por sus dueños y respetarlos. Con una educación y un entorno adecuados a sus necesidades, el Fox Terrier de pelo liso acaba convirtiéndose en un auténtico caballero que sabe cómo comportarse en cada momento. Es especialmente afectuoso con las personas mayores y se gana con facilidad a los niños. Sus saltos y volteretas hacen las delicias de los pequeños de la casa que pueden llegar a convertirse en sus perfectos compañeros de travesuras. Su encanto natural le ha llevado a ser protagonista durante años en diferentes exposiciones caninas, donde ha acostumbrado a demostrar sus dotes de comediante y a caminar con una gracia particular sobre el escenario ganándose los favores de los jueces.

Día a día

Un Fox Terrier de pelo liso no es el perro más tranquilo y con el que se convive con más tranquilidad. No obstante, con una educación adecuada, es un perro ideal para vivir en el campo y se gana con gran facilidad a todos los miembros de la familia, desde el más mayor al más pequeño con su dinamismo y espontaneidad. Además de sus dotes para la caza y su sociabilidad, es un excelente guardián de la casa y del coche y ladrará con fuerza ante la mínima amenaza que detecte.

La autoridad, clave para ganarse a este torbellino

El fuerte temperamento de este animal contrasta con su faceta social y cariñosa. Siempre espera caricias y juegos por parte de sus dueños y sabe convertirse con facilidad en 'el rey de la casa'. Para que estas dos facetas puedan conjugar bien es necesario adiestrarlo con la suficiente autoridad, ya que los ejemplares que no han recibido una educación adecuada, se convierten en animales ciertamente insoportables debido a su hiperactividad.

Un jardín no es suficiente

Un torbellino como este no puede acostumbrarse a vivir entre cuatro paredes. Para un deportista como él, es mucho más aconsejable pasear por la campiña o por un simple descampado. La opción del jardín es peligrosa. Dada su propensión natural a adentrarse en madrigueras para buscar presas, puede acabar con cualquier parterre, con lo cual hay que estudiar, antes de adquirirlo, si el espacio del que se dispone es el más adecuado para un animal de estas características.

Un pequeño sibarita

Con los apenas 10 kilogramos que llega a pesar, su consumo de comida no es excesivo –unos 250 gramos diarios de pienso seco-, pero sí debe tenerse en cuenta que requiere de una alimentación de alta gama para afrontar el desgaste de energía que acomete durante el día. Hay que tener en cuenta que cuando se ha seleccionado un tipo de alimentación es aconsejable no cambiarla.

Cuidados

Salud

Como un roble. Así es este pequeño terrier que se beneficia de su pasado como perro de caza para ofrecer una salud envidiable. Puede llegar a vivir hasta quince años

Como cualquier perro de raza pura, tiene tendencia a ciertas enfermedades hereditarias, entre las que podemos destacar: sordera, glaucoma, luxación de codo y enfermedades cardiacas congénitas - persistencia de arco aórtico derecho -, estas dos últimas con posibilidades de solución con cirugías adecuadas. También muestra cierta predisposición a padecer problemas de tipo alérgico y a la dermatitis atópica.

Higiene básica

Los cuidados de esta raza no son excesivos y son menos que en los de su homólogo de pelo duro que debe ser esquilado con mayor frecuencia que este. No obstante, sí requiere un mínimo acicalamiento –sobre todo si participa en exposiciones caninas- y para que tenga buena presencia puede bastar con eliminar el pelo largo del cuerpo con unas tijeras y los flecos de la parte posterior de los miembros y de la cola.

Puppy

No hay que descuidar la educación del cachorro de Fox Terrier de pelo liso: conviene que aprenda desde muy pequeño las normas básicas para convivir con su familia.

¿Sabías que ...?

El especial carácter de esta raza, tan vivaz y siempre a la expectativa, le ha generado muchos admiradores. Uno de ellos decidió colocar la imagen de un Fox Terrier de pelo liso junto a un gramófono para dar origen al logotipo de la discográfica HMV, hecho que ha ayudado a darle aún más popularidad.

Productos relacionados