Teckel

Altura:
de 17 a 25 centímetros.

Peso: 3,5 kilogramos -kaninchen-, 4 kilogramos -teckel enano-, 9 kilogramos -estándar-.

Color: todos los colores son válidos, excepto el blanco.

Longevidad: de 12 a 16 años.

Características

El popularmente conocido como 'perro salchicha' y como Dachshund -que en alemán significa perro cazador de tejones- es una raza de origen alemán de la que existen hasta 27 variedades, 3 categorías de peso -kaninchen, enano y estándar-, 3 tipos de pelo y 3 gamas de colores básicas. Todo un abanico de variedades de una misma raza.

Tradicionalmente se ha dicho que el Teckel procedía del antiguo Egipto, dado que solía ser representado en murales y bajorrelieves del antiguo Egipto. En la actualidad se cree que estos ejemplares eran más bien mastines o Corgi de patas cortas y no verdaderos Teckel. Alemania es con mucha más seguridad el verdadero origen de esta raza, ya que existen menciones al Teckel ya por el año 1735. La popularidad de esta raza fue subiendo como la espuma hasta convertirse en el segundo perro en aceptación tras la Segunda Guerra Mundial, tan solo superado por el siempre omnipresente Pastor Alemán. De hecho, el pueblo de Gerweis, en Alemania, llegó a contar en los años sesenta con mas de 500 criadores especializados en Teckel, una cantidad más que notable para un pueblo de apenas 800 habitantes.

Este pequeño perro de patas cortas ha ido ganándose un hueco en los corazones de los amantes de los animales gracias a su carácter amigable y a su aspecto tan particular, que a nadie deja indiferente.

Estándar

Características generales. Aspecto general caracterizado especialmente por su baja estatura. Tiene el cuerpo alargado y compacto.

Cabeza, cara y cuello. Tiene la cabeza bien modelada y va disminuyendo progresivamente su anchura desde el cráneo hasta la nariz. Las mandíbulas son fuertes y elásticas, con los labios bien apretados sin belfos. La nariz, por su parte, es larga y estrecha, con el lomo algo curvado, y acaba en una punta seca, bien perfilada, con unos orificios muy abiertos. Los ojos son medianos y de forma ovalada. Se sitúan a ambos lados de la cara y su color varía del marrón rojizo al negro. Las orejas, bien proporcionadas, son móviles, aplastadas y redondeadas, y van colocadas altas y hacia atrás. El cuello es bastante largo y musculado, sin papada. Está ligeramente curvado hacia la nuca y dado que lo lleva muy erguido, tiene un porte ciertamente altanero.

Cuerpo. Tiene una caja torácica ovalada y vigorosa, ensanchándose hacia el corazón, lo que le proporciona una excelente respiración. La espalda es corta y tensa con una ligera curvatura en la cruz. El abdomen, ampliamente levantado, va unido a la grupa a través de una membrana. El pelo del Teckel es corto y espeso y varía más o menos largo y sedoso en función de la variedad.

Extremidades. Los miembros anteriores son muy musculosos, con unos hombros anchos y fuertes, dotados de una sólida osamenta. Las patas son cortas y algo curvadas hacia el exterior. Los miembros posteriores son paralelos con las piernas muy musculosas. Los pies, del tipo 'pies de gato', son anchos y redondos, con 5 dedos en cada pie de los que solo 4 están en contacto con el suelo. Las uñas son fuertes y cóncavas.

Carácter

Si su aspecto puede resultar divertido a muchos, espere a conocerlo más a fondo. El Teckel es un bromista empedernido y un perro astuto, decidido y dinámico pese a sus escasos 20 centímetros de altura. Se trata de un perro orgulloso y con una gran personalidad. No se fíe de su aspecto de mascota dócil. Bajo esta apariencia inofensiva, habita un perro muy juguetón del que conviene ganarse su confianza. Si tiene más preferencia por otros miembros de la casa que por usted, puede esconderle sus objetos para mostrarle de esta manera su hostilidad. ¡Cuidado con este pequeño astuto y sus travesuras!

Un pequeño aventurero de lo más decidido

No hay que dejarse engañar por su apariencia poco dada a la caza. Este perro es muy valiente y decidido y no dudará en perseguir a nutrias y tejones si se le cruzan de paseo por el campo. Su dueño disfrutará viendo como sale disparado ante el menor estímulo que se encuentre en su ruta. Su decisión puede llevarle a perseguir incluso animales de mayor tamaño que el suyo como, por ejemplo, jabalíes. Y es que este pequeño sabueso goza además de un olfato privilegiado que le ha llevado a colaborar con las fuerzas de seguridad en la lucha contra el tráfico de drogas.

Todo corazón

El Teckel es un animal muy afectuoso que no dudará en hacerle muestras claras y desinteresadas de afecto. Se siente muy apegado a su dueño y le gusta demostrárselo siempre que se le presenta la ocasión. A los habituales lametones con que el Teckel acostumbra a mostrar el amor que siente por su dueño, puede sumar en ocasiones, algún regalo que otro. Así, puede sorprenderle a veces con un ratón que deja en la puerta o en el rellano a modo de regalo. Así es como debe entenderlo su dueño, ¡pese a que no haya acertado su mascota con sus preferencias!.

Día a día

Este perro es un compañero ideal. A su divertido temperamento, se le suma que no requiere de especiales cuidados que vayan a suponerle a su dueño un gasto adicional de importancia. Se adapta con facilidad a la vida en la ciudad y en el campo, siempre que su dueño asuma la responsabilidad de sacarlo de paseo con frecuencia. Eso sí, no es recomendable que comparta su espacio con otros animales domésticos. El Teckel es un perro algo celoso y posesivo y puede aceptar de muy mal grado tener que compartir su espacio vital y su dueño con otros 'competidores'.

¡A correr!

El Teckel necesita hacer ejercicio físico con regularidad, ya que es un perro que presenta una cierta predisposición a engordar. Es recomendable que le saque de paseo dos o tres veces al día como mínimo y, si es posible, sacarlo al campo aunque viva en la ciudad. Se adapta con mucha facilidad y es feliz viviendo en un piso, pero agradecerá poder correr a sus anchas por el campo con cierta regularidad y poner a prueba su fino olfato. Vaya con cuidado y respete el calendario de caza antes de soltar al perro en el bosque. Recuerde que tiene un temperamento digno del mejor cazador.

Cuidado con las escaleras

Este perro tan encantador no da problemas a la hora de vivir en un piso. Le gusta la comodidad de la casa, incluso demasiado. Es muy dado a escoger el mejor lugar de la casa para acomodarse. Sea firme e indíquele cual es su espacio. Por otra parte, si la casa en la que reside tiene escaleras, no le haga bajarlas al Teckel. Cójalo al brazo y ayúdele a bajarlas, ya que los movimientos que debe realizar para bajarlas y subirlas no son nada recomendables para su espalda y podrían llegar a provocarle parálisis.

La importancia de la alimentación

Hay que tener especial cuidado con la dieta que le proporciona al Teckel, ya que es conocida la facilidad con la que puede engordar. Le bastará con una ración diaria de 100 a 200 gramos de alimento seco completo. Esté atento porque el Teckel también es propenso a padecer diarreas así que el veterinario necesitará conocer cómo le sienta el alimento a su Teckel para poder prescribirle la variedad de pienso que mejor le vaya.

Cuidados

Salud

Pese a su pequeño tamaño, el Teckel es un perro que goza de buena salud y, sobre todo, es particularmente longevo, pudiendo llegar a los 15 años de vida, y algunos ejemplares más. La columna vertebral es su zona más delicada debido a su particular constitución y puede padecer la enfermedad del disco intervertebral. A partir de los 5 años de edad aproximadamente, y a veces antes incluso, pueden padecer parálisis de las extremidades traseras por una o varias hernias discales. Por otra parte, son relativamente frecuentes los problemas oculares, entre ellos cataratas, distrofia corneal y atrofia progresiva de retina, así como algunas enfermedades hormonales - hipotiroidismo, diabetes y síndrome de Cushing-. También tienen tendencia a los cálculos urinarios y algunas enfermedades de la piel.

Higiene básica

En el caso del Teckel de pelo corto, apenas necesita cuidados que le vayan a suponer demasiado tiempo o dinero. Simplemente cepíllelo con cuidado cuando regrese a casa lleno de barro para eliminarle la suciedad y los pelos muertos. Eso sí, hay que tener en cuenta que las variedades de pelo largo y de pelo duro requieren más tiempo de dedicación, para el cepillado y el lavado en el caso del pelo largo y para el stripping en el de pelo duro.

Puppy

Es recomendable comenzar su educación desde cachorro. Hay que enseñarle a respetar a las visitas y a otros animales domésticos que eventualmente puedan aparecer. Además, es especialmente importante que socialice con niños desde pequeño si ha de convivir con ellos de adulto.

¿Sabías que ...?

El perrito caliente -hot dog- debe su nombre a una tira cómica de 1903 en la que precisamente aparecía un Teckel dentro de un panecillo.

Productos relacionados