You are here

Todo sobre Brekkies

Alimentación con cereales para perros y gatos: beneficios y mitos

Alimentación con cereales para perros y gatos: beneficios y mitos

Comparamos las dietas con cereales y las dietas sin cereales para perros y gatos para que puedas saber cuál es mejor para tu perro o gato. ¿Qué dice la ciencia?

Existen muchos mitos sobre los efectos en perros y gatos de una dieta con cereales, pero realmente, ¿es buena o mala para ellos? A continuación, te contamos los beneficios de darle una alimentación con cereales a tu perro o gato y la comparamos con una sin cereales. Por supuesto, ambas basadas en productos de calidad y que cumplan con todas las regulaciones europeas. ¡Con la comida no se juega!

DIETAS CON CEREALES CONTRA DIETAS SIN CEREALES, ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

Los cereales forman parte de la alimentación seca para perros y gatos desde que se crearon, allí por los años 50. Pero desde hace un tiempo, la moda de los alimentos sin gluten ha llegado también al mundo de la comida para animales y ha puesto en cuestión el uso de los cereales. 

Así, han aparecido los productos “grain free” para mascotas, que sustituyen los hidratos de carbono de los cereales por hidratos de carbono de otros ingredientes como las  legumbres y tubérculos. Eso significa, evidentemente, que también contienen hidratos de carbono (en ocasiones, incluso más que los alimentos con cereales).

Algunos afirman que la comida para mascotas sin cereales es más sana por ser más apropiada a la naturaleza de perros y gatos, pero lo cierto es que, al menos por ahora, no hay pruebas de ello. El uso de cereales en los alimentos para perros y gatos, sus beneficios, digestibilidad e interacción con otros nutrientes llevan décadas estudiándose y utilizándose

BENEFICIOS DE LOS CEREALES EN LA DIETA DE PERROS Y GATOS

¿Por qué es bueno que los perros y gatos coman cereales como la cebada, el trigo, el arroz o el maíz? Sencillamente, por lo que contienen:

  • Hidratos de carbono: una fuente de glucosa y por tanto de energía que da vitalidad a los animales y es esencial para el funcionamiento del metabolismo, del cerebro y otros tejidos primordiales del cuerpo.   

  • Fibra dietética: la fibra es imprescindible para una buena salud intestinal y para ayudarles a hacer sus necesidades cuándo y cómo toca. Además, parte de ella ayuda a saciarles y, en consecuencia, a que mantengan su peso y su figura. 

  • Nutrientes esenciales: su nombre lo dice todo, esenciales = necesarios. Entre estos nutrientes se encuentran, por ejemplo, el omega-6, las vitaminas B1, B2 y E, el magnesio, el zinc... 

MITOS SOBRE EL USO DE CEREALES EN PERROS Y GATOS 

Existen muchos mitos sobre el uso de cereales como alimentos para mascotas. ¡Vamos a desmontarlos!

“Los cereales les causan muchas alergias.”

Las alergias alimentarias en perros y gatos son muy poco frecuentes y se calcula que solo son responsables del 1% de sus problemas de piel. Según los estudios de Verlinden y colaboradores, la mayoría de estas alergias están producidas por proteínas de orígen animal. En estos estudios se describe que, de los perros que se llevaron al veterinario y fueron diagnosticados de alergia alimentaria, en un 36% de los casos, la causa era el vacuno, en un 28% los productos lácteos, 15% el trigo, 10% los huevos, 10% el pollo y 7% el cordero, seguido de otros ingredientes como la soja, el cerdo, el conejo o el pescado. En el caso de los gatos diagnosticados con este tipo de alergias, el 20% eran alergicos al vacuno, el 15% a productos lácteos, el 13% al pescado, el 7% al cordero, el 5% a la carne de ave y el 5% a la cebada y el trigo, seguido de otros ingredientes como el huevo o el conejo. Así que, aunque las alergias a los cereales existen, son muy poco frecuentes y no justifican su eliminación de la dieta.

“Los gatos y perros son alérgicos al gluten.”

Lo cierto es que la celiaquía o la hipersensibilidad al gluten es una enfermedad hereditaria frecuente en personas, pero no en perros y gatos. Por el momento no se ha detectado nunca en gatos y, en cuanto a los perros, únicamente hay estudios donde se ha observado una enfermedad similar a la celiaquía hereditaria en algunas razas de perro como el setter irlandés.

“Los cereales les causan deficiencias nutricionales.”

No queremos decir “¡menuda tontería!”, pero realmente no existen informes que apunten a ello, ni a otros problemas de salud relacionados con el consumo de cereales por parte de perros o gatos que se alimentan con productos bien formulados. Al contrario, a parte de los hidratos de carbono, los cereales aportan ácidos grasos esenciales, proteínas y aminoácidos esenciales, fibra dietética, y vitaminas.

“Los perros descienden de los lobos y no pueden digerir los cereales.” 

La ciencia ha desmentido este mito: los perros son descendientes de los lobos, pero no son lobos. Aunque conservan muchos rasgos en común, son dos especies diferentes que se empezaron a separar seguramente a raíz de la domesticación de cachorros de lobo hace  más de 12.000 años. Prueba de ello es que, a diferencia de los lobos, la saliva de los perros contiene enzimas capaces de digerir los almidones y, por tanto, hace el trabajo necesario con los cereales. ¿Y los gatos? Pues también son capaces de digerirlos. Se ha comprobado que la digestión del almidón bien cocido y de calidad es superior al 93% en ambas especies. 

“Los carbohidratos producen obesidad y diabetes en los gatos.”

No hay ninguna evidencia científica que ponga el consumo de carbohidratos como causa de la obesidad en perros y gatos. Si el animal tiene una vida activa y saludable y su pienso está bien formulado, no hay ninguna prueba de que los carbohidratos vayan a producirle obesidad. Respecto a la diabetes, los factores de riesgo en gatos son la edad avanzada, la obesidad, la castración, los tratamientos con corticosteroides y la vida sedentaria y de interior, además de ser más habitual en los machos. Por lo tanto, alimentar a un gato sano con comida completa, bien equilibrada, con carbohidratos y con la ración diaria que le corresponde, no aumentará la probabilidad de que sufra diabetes.  

El consejo del experto: 

Hoy por hoy no existe ningún estudio que demuestre que los cereales sean perjudiciales para perros o gatos, mientras que sí los hay que demuestran los beneficios de añadirlos a su dieta. Por eso, a no ser que su veterinario te indique lo contrario, una alimentación con cereales es recomendable para tu mascota, siempre y cuando sea de alta calidad y haya pasado todos los controles necesarios. ¡Por supuesto!