¿Con pedigrí o de “pura raza mestiza”?


¿Con pedigrí o de “pura raza mestiza”?

El dilema de siempre: ¿mejor un perro de raza o un perro mestizo? Ambos pueden ser mascotas excelentes. Así que ¿cómo hacer para tomar la decisión más acertada?

La diferencia principal entre perros de raza y mestizos es que en los primeros características como el tamaño, el aspecto y algunos rasgos del carácter son más previsibles, mientras que los perros mestizos son más bien “ejemplares únicos” con características físicas y conductuales poco previsibles, sobre todo si no tenemos ninguna información sobre su procedencia. Sin embargo, la mayor previsibilidad del temperamento de los perros de pura raza no quiere decir que todos los representantes de una determinada raza se comporten exactamente de la misma manera: dentro de cada raza existe una gran variabilidad y cada individuo acaba desarrollando su propio carácter gracias a su genética y a las experiencias que hace a lo largo de su vida. Por otro lado, entre perros de razas diferentes existen diferencias de conducta muy  marcadas que pueden tener gran relevancia práctica a la hora de elegir la raza más adecuada para el estilo de vida o las expectativas del propietario. Estas diferencias a menudo reflejan la historia de la raza y la finalidad por la que se ha seleccionado.

Además de la apariencia física y de algunos rasgos de comportamiento, en algunas razas son más frecuentes algunas enfermedades de transmisión hereditaria, como la sordera, la displasia de cadera, la atrofia retinica y la siringomielia. Por eso, antes de adoptar un perro es importante informarse sobre todas las características de una raza y recurrir a criadores fiables que realicen pruebas a sus reproductores para controlar la transmisión de enfermedades genéticas. Los perros mestizos, por lo contrario, padecen menos enfermedades genéticas y en general gozan de mejor salud. También tienen la ventaja de encontrarse con más facilidad y de poderse adquirir con un gasto económico contenido, mientras que la inversión económica para un perro de raza puede ser considerable. Además de estos factores, hay otro aspecto a tener en cuenta. Algunas actividades del mundo del perro solo se pueden hacer si el perro es de raza, como las exposiciones, muchas pruebas de trabajo y algunas competiciones oficiales.

Si después de sopesar este listado de pros y contras, has optado por una determinada raza o te has decidido por un mestizo, lo importante es que tu decisión no haya sido guiada por razones puramente estéticas. Su temperamento, los cuidados que necesita, tu estilo de vida y las actividades que quieres realizar con él son los aspectos más importantes para que el perro encaje en su futuro ambiente de vida.