El adiestramiento positivo: mucho más allá de la obediencia


El adiestramiento positivo: mucho más allá de la obediencia

¿Has reflexionado alguna vez por qué adiestrar a un perro en positivo, es decir, utilizando caricias, premios y juguetes, es más efectivo y duradero que un adiestramiento basado en la represión?

Los refuerzos positivos son aquello por lo que tu perro te responderá y conseguirás que se comporte de una manera excepcional. Ten en cuenta que, sólo trabajando en positivo, conseguirás crear un vínculo con tu perro que irá mucho más allá de la obediencia.

De esta manera, si trabajas en positivo, tu perro buscará distintas maneras de complacerte y de estar cerca de ti. De ahora en adelante vuestra relación se basará en la confianza. También es una buena manera de estimularlo mentalmente, así evitarás que se aburra. Le enseñarás a pensar antes de actuar, conseguirás que sea más creativo, sufrirá menos stress y ansiedad y lo mejor es que su obediencia permanecerá intacta durante mucho tiempo.

Si por el contrario trabajas en negativo, tendrás que ir con cuidado porque puedes romper la confianza. Puede ser que tu perro actúe por miedo y no porque lo haya aprendido. Incluso puedes empeorar otras conductas, así que no te recomendamos adiestrarlo con castigo.

Lo que tu perro necesita para confiar en ti es constancia, paciencia, diversión y muchos premios y de esta manera la relación irá mucho más allá de la obediencia. Te ganarás su confianza y te convertirás en su mejor amigo.