Gatos, su alimentación y los caprichos


Gatos, su alimentación y los caprichos

La educación que le des a tu gato desde pequeño marcará su comportamiento para el resto de su vida. Por eso, es indispensable que ya desde pequeño le marques unas pautas. La alimentación es uno de los aspectos en los que no puedes olvidar educarle si no quieres que tu gato se convierta en el rey de los caprichos.

Para ello, es importante que tengas en cuenta que el rincón alimenticio del gato tiene que estar limpio y tranquilo, ya que no le gusta nada que le molesten mientras come. También es importante que, si en la casa hay más de un felino, diferencies el recipiente de cada uno para hacerles ver que tienen suficientes recursos alimenticios. Además, es importante poner varios cuencos con agua fresca y limpia a su disposición en diferentes puntos de la casa.

Podrías encontrarte con que tu gato no tenga ganas de comer. En este caso, lo que tienes que hacer es darle pequeñas cantidades pero muchas veces al día. Si tu gato alarga el ayuno durante dos días, puede ser que tenga algún problema de salud.

Para que estés alerta, estas son algunas de las causas más comunes por las que tu gato podría dejar de comer: cambios en la dieta o demasiada variedad de alimentos, que se canse de la comida de siempre y quiera otra cosa diferente, que se encuentre incómodo en el lugar donde come o que esté estresado. Por eso nunca hay que perder de vista al pequeño gourmet, y satisfacer sus necesidades siempre que no sean sólo caprichos.