La esterilización de perros y gatos: más beneficios que tópicos


La esterilización de perros y gatos: más beneficios que tópicos

Muchos dueños son reacios a esterilizar a sus perros o gatos por diversos motivos. A algunos les asusta que sufran con la operación, otros creen que con la esterilización cambia su carácter. Incluso existe la idea de que hace que los perros engorden.

Nada más lejos de la realidad. Todos estos tópicos desaparecerán cuando descubras los beneficios que la esterilización puede aportar. Si tu perro es macho, debes saber que es una operación que previene comportamientos peligrosos e inadecuados como el marcaje con orina, la tendencia de los perros a montar y las demostraciones de agresividad hacia otros perros. Además previene posibles tumores prostáticos, tumores testiculares o prostatitis. Si se trata de un gato, la esterilización evita las “escapadas” fuera de territorio, así como el marcaje territorial.

En el caso de las hembras, tanto gatas como perras, es importante que sepas que la esterilización elimina el celo y la posibilidad de pseudogestación, y previene el desarrollo de tumores de mama, tumores ováricos e infecciones de matriz (piómetra). En las gatas además desaparecen los maullidos relacionados con el celo.

Por último, respecto a la edad adecuada para esterilizar a tu mascota, los machos deben ser sometidos a la operación antes de los 12 meses de edad y las hembras antes del primer celo que suele ser a los 6-7 meses de edad.

En conclusión, la esterilización es una intervención altamente recomendada y crecientemente ponderada por los profesionales veterinarios.