Por qué razón se adopta un perro


Por qué razón se adopta un perro

Razones

La mitad de los hogares europeos conviven con una mascota, lo que nos hace preguntarnos qué motiva a sus dueños a adoptarlas. No resulta fácil descubrirlo, ya que, aunque el mejor modo de saberlo sería a través de una encuesta de mercado, se han publicado muy pocos estudios al respecto.

 

También se puede analizar el perfil de los dueños de mascotas. Los resultados muestran que el porcentaje de mascotas de familias con hijos es mayor que el de familias sin hijos o personas solas. Es habitual que las familias con niños tengan mascotas no solo por los niños, sino también porque resulta más fácil cuidar bien a una mascota si colaboran más personas. También es más frecuente que adopten personas que tuvieron mascota cuando eran niños. En tercer lugar, se pueden examinar los estudios científicos sobre la adopción de mascotas y las ventajas que esto aporta a sus propietarios.  Según este último enfoque, parece que muchos de los motivos que nos llevan a adoptar una mascota son comunes en todos los perfiles de propietarios, desde niños hasta mayores que viven solos.


Estas son, entre otras, las razones por las que se desea adoptar una mascota:
 

  • •    Por su amor incondicional por el propietario y demás miembros de la familia.

  • •    Porque no juzgan ni la personalidad ni el aspecto de las personas.

  • •    Porque son compañeros fieles y pueden convertirse en nuestros mejores amigos.

  • •    Porque son muy bonitos.

  • •    Porque siempre están contentos y nos contagian su buen humor.

  • •    Por los beneficios para la salud que conllevan el paseo y los cuidados al perro.

  • •    Porque ayudan a fortalecer el sistema inmunitario de los niños y reducen la posibilidad de desarrollar alergias.

  • •    Porque son juguetones y divertidos.

  • •    Porque mejoran la autoestima de sus propietarios, especialmente en el caso de los niños y de las personas que viven solas.

  • •    Porque al acariciar y abrazar a una mascota, se reduce el nivel de estrés.

 

Estudio de mercado

Otro planteamiento interesante consiste en analizar específicamente qué nos lleva a tomar la decisión de adoptar un perro o un gato en una protectora de animales. En 2011, PetSmart Charities en EE. UU. realizó un estudio de mercado para examinar las actitudes y comportamientos de las personas respecto a la adopción de mascotas. Se puede adquirir un perro o un gato de diversas maneras: acudiendo a protectoras de animales, a criadores, a través de miembros de la familia, en tiendas de animales y adoptando animales que encontramos abandonados.  La mayoría de las mascotas (25%) proceden de un miembro de la familia o de un amigo, el 19% se adoptan en una protectora de animales, el 20% se encuentran abandonados (principalmente gatos), el 12% se compran a un criador y el 12% proceden de una tienda de animales o de una camada propia.  Las principales motivaciones para adoptar mascotas en una protectora de animales incluyen el deseo de salvar una vida (73%), la búsqueda de un compañero especial (72%) y el deseo de reducir el número de mascotas callejeras sacrificadas (72%). Las razones alegadas para no adoptar en una protectora de animales son, entre otras: querer un animal de pura raza (13%), no encontrar el animal deseado (17%), un proceso de adopción demasiado complejo (10%) y encontrar las protectoras de animales deprimentes o no poder acudir por incompatibilidad horaria (7%).

 

Vínculos

Existen muchas razones para adoptar una mascota.  Algunos eligen una raza que les gusta especialmente o que les parece que se adaptará mejor a su estilo de vida. Otros deciden adoptar en una protectora de animales porque les parece una forma de ayudar.  Independientemente de la procedencia de una mascota, la mayoría de propietarios establecen un estrecho vínculo con ella, la ven como un miembro más de la familia y disfrutan de muchos de los beneficios previamente listados.