Vacunar a las mascotas: mejor prevenir que curar


Vacunar a las mascotas: mejor prevenir que curar

Igual que nosotros, nuestras mascotas también tienen que prevenirse ante algunas enfermedades. Por eso las vacunas son muy importantes para que tu animal tenga una vida sana y feliz.

El veterinario marcará la pauta de vacunación más adecuada para tu animal, según su edad y el lugar en el que vivas, y las vacunas se irán registrando en su cartilla sanitaria. Debes estar atento para acudir al veterinario en los periodos aconsejados para sus vacunaciones. Así ayudarás a que esté protegido.

Tanto para los gatos como para los perros el amamantamiento de la madre asegura la protección contra infecciones durante las primeras semanas. Aun así, en los primeros meses de vida, cuando el cachorro entra en contacto con el exterior, es cuando hay más posibilidades de que contraiga alguna enfermedad. Por eso es indispensable vacunarle desde las primeras semanas de vida.

Habitualmente los cachorros suelen ser vacunados por primera vez antes de las nueve semanas de vida. Además, generalmente, los cachorros han recibido sus primeras vacunas por parte de sus criadores antes de ser entregados a sus dueños. Comprueba que ha sido así en el caso de tu cachorro. Asegúrate de averiguar cuál es el estado sanitario del animal cuando llega a tu hogar y el veterinario te indicará que pauta debes seguir a continuación. Sin embargo, no basta con que el pequeño haya recibido las primeras vacunas. Para que esté completamente protegido deberás ir reforzándolas cada cierto tiempo.

Por último, no olvides consultar con tu veterinario la pauta vacunal de protección cuando ya sea adulto. Así podrá disfrutar de sus escapadas a la calle sin que tengas que temer por las enfermedades.