Arriba

Aprender a compartir.

c_compartir_H.jpg

Compartir es algo que tanto las personas como nuestras mascotas deberían disfrutar cada día, pero ¿es bueno que lo compartan todo? Si vivimos con un perro y un gato en casa es necesario que sepamos diferenciar qué cosas pueden o no compartir, como por ejemplo la comida.

No pasa nada si nuestro perro come algunas bolitas de pienso de nuestro gato. De hecho a muchos perros les encanta el olor más intenso que suelen tener las comidas para gatos en comparación con las de perros.

Sin embargo, las necesidades nutricionales de perros y gatos son diferentes, y esto se traslada en la composición de los alimentos, por esto es importante que nuestro perro o gato no abuse de la comida del otro, porque esto podría provocar un desequilibrio nutricional.

Por estas razones este intercambio de comida no debería ser algo muy habitual. Para hacerlo de una forma sencilla, podríamos poner el comedero de nuestro gato en un lugar donde el perro no alcance y estar presente cuando pongamos la comida del perro para evitar que el gato “robe” su comida.

A continuación encontraréis los comentarios y trucos sobre este tema que hemos recibido a través de #CuidadosCompartir en Facebook.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001