Arriba

Cada “cosa” en su lugar.

c_necesidades_H.jpg

Al igual que nosotros, nuestros perros también necesitan ir al baño, y si no les enseñamos a hacer sus necesidades fuera, siempre podremos encontrarnos alguna que otra “sorpresa” por casa.

Para ayudarles acerca de cuándo y dónde deben hacer sus necesidades, lo mejor es empezar cuanto antes. Los siguientes pasos nos serán de gran ayuda para conseguirlo:

1. Llevar a nuestros perritos a la calle cuando creamos que necesiten hacer sus necesidades. Pueden ser buenos momentos tras la siesta, tras una sesión de juego, tras la comida y en general cada cierto número de horas. En este aspecto no todos los perros son iguales, ya que la edad es un factor muy importante. A medida que nuestro amigo peludo vaya creciendo, mayor será su capacidad de aguante para ir al baño. Cuando lleguemos al lugar indicado, podremos esperar tranquilamente,  sin prestarles atención para evitar que se despisten. Si orinan y/o defecan será el momento de premiarles con comida, elogios o  algún juego.

2. Si nos damos cuenta de que necesitan ir al baño y no van al lugar adecuado, podemos llamar su atención para distraerlos y, acto seguido, llevarlos a la calle. Una vez allí podremos premiarles por haberse portado bien.

3. Es muy importante que no les castiguemos si en alguna ocasión hacen sus cosas en el lugar menos indicado. Esto puede ser contraproducente en su aprendizaje.

Enseñarles a hacer sus necesidades en el lugar adecuado puede llevarnos tiempo, pero es una inversión que mejorará nuestra relación con nuestro pequeño amigo.

A continuación podéis leer consejos de otros usuarios que han comentado en Facebook con #CuidadosNecesidades.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001