Arriba

¿Cómo mantienes las plantas de casa intactas si convives con tu gato?

c_plantas_h.jpg

A nuestros gatos les encanta jugar con las plantas que tenemos por casa, sobre todo si no tienen nada más que hacer. Además, comer pequeñas cantidades de plantas es un comportamiento natural en ellos ya que les ayuda a no acumular bolas de pelo en su sistema digestivo. Sin embargo, muchas plantas son de carácter decorativo y pueden ser tóxicas para ellos. Para mantener vivas nuestras plantas y asegurarnos que la salud de nuestro amigo felino no se resienta podemos seguir un plan:

1. Proporcionar plantas idóneas que nuestro gato pueda mordisquear. Plantar en una maceta semillas de cebada, trigo o avena puede ser una buena opción para este primer paso.
2. Aumentar las actividades y juegos con nuestro gato. Podemos incrementar el número de comederos en casa, introducir juguetes distribuidores de comida, esconder bolitas de pienso, crear escondites con cajas de cartón, etc.
3. Colocar las plantas que queremos proteger fuera de su alcance. Podemos hacerlo de muchas maneras: colocando barreras, poniendo la planta encima de una estantería inaccesible a ellos, colgándola del techo, etc. Si no fuera posible, se puede evitar que el gato siga mordisqueando la planta pulverizando a diario las hojas de las plantas de la casa con algún producto que no sea tóxico, y que no tenga un sabor agradable.

Si seguimos estos pequeños consejos disfrutaremos de unas bonitas plantas y de un gato sano.
Echad un vistazo a los comentarios de Facebook #CuidadosPlantas donde nos explicáis vuestros pequeños trucos.

Contáctanos
Llama al 900 800 001