Arriba

¿Cuál es tu truco para darle un baño?

CuidadosBano.jpg

Todos queremos que nuestro gato tenga un pelo limpio y brillante. Aunque es posible que en alguna ocasión nuestro gatito necesite un baño, la mayoría se mantienen limpios y no necesitan bañarse para que su piel y pelo brille, ya que tienen suficiente con sus sesiones de aseo y el cepillado diario.

Sin embargo, si ves que tu gato necesita ayuda con su aseo, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a que el momento del baño no se convierta en “misión imposible”.

Si nuestro gato aún tiene uno o dos meses, estará mucho más abierto a aprender. Acostumbrarle a bañarse a esa edad siempre es más fácil que cuando se es adulto, sin embargo, en ambos casos lo haremos de forma gradual.

Si nuestro gato ya es adulto necesitaremos ir poco a poco y motivarle con muchos premios. Primero le enseñaremos a estar tranquilo en el lugar del baño y luego a estar relajado mientras movemos la manguera. Una vez superado esto podemos mojarle las patitas y con paciencia ir mojando todo su cuerpo, siempre que haya superado la fase anterior.

Tanto para los miedicas al agua como para los expertos en natación, son importantes estos cuatro puntos:

- El agua, mejor templada y casi sin presión.
- El champú, especial para gatos.
- El lugar del baño, cómodo y que no resbale.
- El enjuague, mejor dos veces para eliminar todo el jabón.

A continuación podéis encontrar los consejos que habéis compartido con nosotros en Facebook con #CuidadosBaño.
 

En las redes

Contáctanos
Llama al 900 800 001