Arriba

Cuidados / comportamiento del perro senior

Consejos para el cuidado de un perro anciano

Lleva varios años haciéndote feliz y sabemos que tú también quieres hacerle feliz a él. Por eso, a medida que tu perro se va haciendo mayor, sus necesidades cambian, y está en tu mano darle todo lo que necesite para que disfrute de este momento vital.

Si tu perro es de raza pequeña y pesa menos de diez kilos, se considera que es senior a partir de los ocho años. Si es de raza mediana o grande, su etapa senior empieza a los siete años.

Asegúrate de que se siente a gusto y mejora su calidad de vida con una rutina adaptada a él: ofrécele una alimentación específica, llévale a hacer ejercicio y dedica también un rato cada día para relajarte y estar juntos en casa, así reforzaréis vuestro vínculo y harás que se sienta querido.

Detección de signos de envejecimiento en tu perro

Aunque depende de la raza y de su tamaño, los perros viven una media de entre diez y dieciséis años. Por lo general, los de razas mini son más longevos que los de razas grandes, con una vida media de entre catorce y dieciséis años. Los de razas medianas viven entre diez y trece años, mientras que los de razas grandes tienen una esperanza de vida de entre ocho y doce años.

Los signos de envejecimiento pueden empezar a aparecer alrededor de los siete u ocho años. Los principales son:

  • Cambios en las necesidades energéticas: el metabolismo de tu perro se ralentiza y su actividad disminuye con los años. Es por eso que la necesidad de calorías disminuye y se tiene que ajustar.
  • Cambios en la piel y el pelo: al igual que en las personas, un signo claro de envejecimiento son las canas. En el caso de los perros, aparecen en el hocico y alrededor de los ojos. También pueden presentar callos o durezas en las articulaciones de las patas.
  • Problemas dentales: la gran mayoría tienen problemas de acumulación de sarro e inflamación de las encías.
  • Reducción de la movilidad: suelen presentar dolor en las articulaciones, lo que dificulta su movilidad al subir y bajar escaleras, subir al coche o al practicar ejercicio.
  • Mayor sensibilidad a los cambios de temperatura.
  • Pérdida de los sentidos: con la edad, pierden parte de la visión, el olfato y la audición.

Cuidado de la piel y el pelaje del perro senior

Con estos simples consejos podrás mantener el pelo de tu perro a punto:

  • Si tiene el pelo largo, cepíllalo cada día para evitar enredos. Usa un cepillo de púas largas y rígidas y un peine de púas anchas para quitar los enredos.
  • Si tiene el pelo corto, basta con cepillarlo un par de veces a la semana.
  • Aprovecha el momento del cepillado para masajear el pelo suavemente, favoreciendo así la circulación.
  • Cuida su pelo desde dentro a través de la alimentación: Ultima Mini Senior y Ultima Medium-Maxi Senior incluyen ácidos grasos omega-3, biotina y zinc para mantener su pelo sano y brillante.

El afecto en tu perro senior: cómo demostrarle que le quieres

Además de un cuidado específico, lo mejor que puedes darle a tu perro es todo tu afecto y cariño. Aquí tienes algunos consejos que puedes aplicar para que se sienta querido.

  • Premios y alabanzas: prémialo cuando haga algo bien. Puedes dedicarle unas palabras halagadoras, acariciarlo o darle una golosina para perros a modo de recompensa, aunque sin abusar.
  • Vida social: el contacto con otros perros es muy importante.
  • Si ya no puede correr o saltar como antes, puedes cambiar las rutinas de juego y adaptarlas a sus capacidades para que siga disfrutando.
  • Si duerme contigo, coloca un escalón al lado de la cama para que pueda subir fácilmente.
  • Si duerme en su propia cama, hazla lo más confortable posible con cojines y una mantita.

Actividades dentro y fuera de casa para hacer con tu perro senior

Aunque se esté haciendo mayor, hay muchas actividades que puedes hacer junto a tu perro, ya sea dentro o fuera de casa.

Actividades en casa

  • Juegos en casa: tu perro también puede disfrutar de los clásicos juegos con los que lo entretenías cuando era un cachorro. Puedes tirarle una pelota y que vaya a buscarla, o hacer que tire de una cuerda mientras tú la sujetas por el otro extremo.
  • Momento de relax: tan simple como pasar un rato juntos en el sofá o disfrutando del sol que entra por la ventana.

Actividades fuera de casa

  • Paseos: hazlos adaptados a su etapa vital, con treinta minutos basta. Adáptate a su ritmo y no lo fuerces. Estimúlale con recompensas para mantenerlo motivado.
  • Natación: una actividad especialmente beneficiosa si sufre artritis. El agua ofrece un impacto menor en sus articulaciones, ayudándole a mantenerse en forma.
  • Naturaleza: de vez en cuando, escapa de la ciudad y sal con él a disfrutar de la naturaleza. Suéltalo y juega con él al aire libre.

Descanso y horas de sueño de un perro senior

Un perro de más de siete años necesita dormir más que uno adulto o un cachorro. Esto es debido a que se cansan más fácilmente y a que necesitan más tiempo para reponer su energía. Para ayudarle a dormir mejor, ofrécele una cama cómoda y mantén un horario de sueño regular. El ejercicio físico es también una de las claves para ayudarle a sentirse y a dormir mejor: tras un paseo, su descanso será más placentero.

Si tu perro sufre alguna enfermedad que altere su sueño, como la incontinencia, el hipotiroidismo, la artritis o la demencia, consulta con tu veterinario sobre la mejor forma de afrontarlo.

Contáctanos
Llama al 900 800 001