Arriba

Educar a tu perro es muy útil para vuestra convivencia.

CuidadosEducacion.jpg

Educar a nuestro perro es un paso básico para la convivencia. Estas son algunas ideas que te pueden ayudar:

En casa:
Para evitar que nuestro perro suba al sofá deberemos crearle la necesidad de estar en el suelo. Jugar con él en el suelo para que lo asocie a un lugar divertido y darle golosinas cuando se porta bien, nos ayudará a conseguirlo. Además, para que el aprendizaje sea más efectivo y rápido, podemos combinarlo con un “NO” y un “TER”, que es la palabra que se utiliza para indicarle que se tumbe en su sitio de dormir.

En la calle:
Si lo que queremos es que nos haga caso al llamarlo, deberemos alejarnos unos dos metros, agacharnos para transmitirle sensación de seguridad, abrir los brazos y, con un tono alegre, llamarlo con un “VEN”. Enseñarle uno de sus juguetes favoritos al mismo tiempo que lo llamamos, nos ayudará a conseguirlo más fácilmente.

Por diversión:
Si, en cambio, lo que queremos es que nuestro perro nos dé la pata una vez esté sentado, deberemos cogerle una de las patas delanteras mientras le damos una golosina con la otra mano. De esa manera asociará dar la pata como algo positivo. Otra cosa que podemos hacer es decirle “PATA” mientras le cogemos la pata para que establezca la relación. ¡Ya verás como enseguida lo asocia!

Es importante que la educación de nuestro perro sea una experiencia divertida tanto para él como para nosotros. De esta manera estableceremos las bases de una buena convivencia a la vez que reforzamos, aún más, el lazo afectivo que hay entre los dos.

A continuación podéis ver los consejos que habéis compartido en Facebook con #CuidadosEducación.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001