Arriba

Los gatos son muy sensibles a los cambios y una mudanza puede causarles mucho estrés.

Cuidados_caja_h_.jpg

cambio de casa o estamos pensando en adoptar o acoger a un gato en casa tendremos que tener muy en cuenta que son muy sensibles a las variaciones de rutina y ambiente. Así que, para conseguir que se adapten al nuevo hogar más fácilmente, podemos ayudarnos con los siguientes consejos:

1. Dejar marcas tranquilizadoras en el nuevo entorno. Para los gatos, detectar sus marcas olfativas en el ambiente tiene un efecto tranquilizante, así que podemos frotarles un trapo limpio encima, sobre todo en la cara (entre la boca y la base de las orejas) y luego utilizar este trapo para transferir el olor a las paredes y muebles de su nuevo espacio a la altura de su nariz.

2. Adaptarse poco a poco. Cuando llegamos al nuevo hogar, lo ideal es dejar que se acostumbren primero a una zona reducida de la casa, por ejemplo una habitación donde colocas todas sus cosas (su comedero, su bebedero, su bandeja, su rascador, sus juguetes y otros objetos familiares). En esta primera habitación es importante que puedan disponer de lugares donde esconderse, como por ejemplo una caja de cartón.

3. Libertad para explorar. Dejar que exploren el resto de la casa solo cuando estén totalmente relajados en su nueva habitación.

4. Evitar cambios excesivos. Mantener una rutina lo más parecida posible a la que tenían antes de la mudanza los ayudará, y evitaremos estímulos que puedan asustarlos.

Con estos pequeños consejos podremos hacer más llevadero el cambio a nuestro gato. Seguro que todos tenéis vuestra manera para hacerlo, como las que habéis compartido con nosotros en Facebook utilizando el Hashtag #CuidadosMudanza
 

Contáctanos
Llama al 900 800 001