Arriba

Para cuidar bien de nuestros perros debemos estar atentos a sus hábitos alimenticios.

CuidadosCapricho_h_.jpg

La alimentación de nuestros perros es esencial para su salud. Por esta razón es importante estar atentos a cualquier tipo de cambio. Por ejemplo, si nuestro perro rechaza su alimento habitual pero acepta otras comidas más sabrosas.

Si esto pasa, el primer paso es descartar un problema de salud. Una vez estemos seguros de que nuestro perro está más sano que una manzana, tendremos que descubrir a que se debe este nuevo hábito. La razón de este comportamiento caprichoso suele aparecer al acostumbrarse a recibir comidas más sabrosas que su pienso habitual. De una forma muy astuta, nuestro perro estaría dispuesto a esperar más para conseguir su plato preferido.

Si aún no sabemos cómo recuperar su rutina alimenticia, estos truquitos nos pueden ser de gran ayuda:

-Respetar las horas de comida y evitar darle de comer “entre horas”. Si no come a la hora adecuada, retiraremos el comedero después de unos 20-30 minutos y tendrá que esperar hasta la siguiente toma. Se puede repartir la comida en varias tomas diarias.

-Hacer ejercicio para estimular su apetito.

-Prestarle atención solo cuando esté comiendo, y dejar de hacerlo si para de comer o rechaza la comida.

-Usar la comida como parte de juegos para hacerlo más atractivo.

Además podemos buscar comida con más sabor, para que nuestro perro acepte mejor el cambio de menú.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001