Arriba

Pasarlo bien con los peques de la casa.

c_niños_h.jpg

A todos nos encanta cuando nuestras mascotas se lo pasan en grande con los niños de la casa. Sin embargo, existe la posibilidad de que tanto los peques como las mascotas se hagan daño o se asusten. Por ello,  aquí tenemos algunos consejos que nos pueden servir de ayuda:

     - Si no interactúan entre sí, no debemos forzar el contacto y dejar que sean ellos los que den el primer paso.
     - Si ya están jugando, atentos a las posibles reacciones de miedo o de agresividad de nuestras mascotas. No se pueden utilizar manos o pies para fomentar el juego ni hay que jugar a la lucha o a dejarse morder: es más seguro jugar con juguetes adecuados y enseñar a niños y mascotas cómo utilizarlos. Con cachorros o gatitos también habrá que enseñarles a jugar sin morder y a no ser bruscos en el juego.
     - También es importante que nuestros perros y gatos no se asusten, ni reciban castigos en presencia de los niños. Hay que intentar que asocien la presencia de los peques a experiencias positivas, como las sesiones de juego controlado y los mimos.

Se trata de pautas sencillas, pero necesitarán su tiempo para aprenderlas.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001