Arriba

A pesar del mito, un perro y gato sí pueden llevarse bien.

CuidadosPerroGato.jpg

Seguro que hemos visto en Internet un montón de vídeos de perritos y gatitos que son grandes amigos. Si nosotros también tenemos un gato y un perro y, queremos que se lleven bien, debemos tener en cuenta varios factores de los que dependerá su relación: como el momento en el que se han conocido, el temperamento de cada uno, la manera en la que se han presentado y la organización del espacio.

Lo ideal sería que:

- Se conozcan de pequeños o tengan contacto positivo con individuos de la otra especie durante las etapas de 3 a 12 semanas para los perros y de 2 a 9 semanas para los gatos.

- Tengan contacto gradualmente.

- Vivan en un espacio con vías de huidas y lugares para que cada uno descanse tranquilamente.

- Y que tengan el temperamento adecuado. Es decir, que el gato tenga un carácter tranquilo y que el perro no muestre una conducta predatoria hacia el gato, sea suave cuando juega y no se excite demasiado.

Pero si nuestro perro y nuestro gato no cumplen estos requisitos no quiere decir que se vayan a llevar literalmente como el perro y el gato, simplemente deberemos ayudar a construir su relación de forma gradual, con algunos ejercicios de refuerzo y sobre todo separarlos cuando no podamos supervisarlos. Unas pautas podrían ser:

 

1. Presentar a nuestro perro y a nuestro gato con una barrera entre medio, como una puerta de cristal y darles premios cuando muestren un comportamiento relajado y correcto.

2. Quitar la barrera mientras les damos de comer en los extremos opuestos de la habitación.

3. Y dejar que interactúen gradualmente entre ellos, interrumpiéndolos si uno de los dos no tuviera el comportamiento adecuado.

 

Las sesiones deben ser cortas y repetidas y en ningún momento forzar la interacción entre los dos. Y así, poco a poco, nuestro gato y nuestro perro llegarán a ser amigos.

A continuación podéis encontrar los consejos que habéis compartido con nosotros en Facebook #CuidadosPerroGato.
 

Contáctanos
Llama al 900 800 001