Arriba

¿Por qué se molesta cuando le acaricias?

c_contacto_H.jpg

Nuestros gatos pueden ser muy cariñosos y demostrarnos su amor a diario de muchas maneras, pero, como nos sucede a todos, no siempre pueden estar de buen humor.

En algunas ocasiones, después de recibir algunas caricias, habréis notado que se ponen tensos, bajan las orejas, mueven la punta de la cola de manera nerviosa, emiten un sonido grave y amenazante y finalmente pueden llegar a arañar y morder.
Hay varias razones por las que esto puede ocurrir. En primer lugar deberíamos asegurarnos de que no sufren ningún problema en la piel. Si todo está bien, otra de las opciones es que les hayamos tocado alguna zona del cuerpo donde no les gusta que les toquen, como por ejemplo la barriga y la cola. 

Si detectamos que empiezan a sentirse incómodos lo mejor es dejar de tocarles y darles espacio. No es aconsejable que castiguemos a nuestro gato si se porta de esta manera.  En lugar de eso, debemos dejar que sean ellos quienes busquen el contacto con nosotros.

Si no deciden acercarse tendremos que relacionarnos con ellos a través de la voz y el contacto visual. De esta forma conseguiremos que poco a poco vuelvan a nuestro lado en su vertiente más cariñosa.

A continuación podéis ver los comentarios que otros usuarios han escrito en Facebook sobre este tema usando #CuidadosContacto

Contáctanos
Llama al 900 800 001