Arriba

¿Tu perro no quiere irse a dormir?

c_sueno_h.jpg

Algunos de nuestros perros pueden estar más activos de lo normal durante la noche. No paran quietos, no quieren irse a la cama y, obviamente, no se separan de nuestro lado. Para intentar cambiar esto y que las ojeras no formen parte de nosotros al día siguiente, podemos seguir estos consejos:

- Realizar actividades durante el día, y llevar a dormir a nuestro perro siempre a la misma hora. Para ayudarle a que siga descansando, es aconsejable reducir nuestro nivel de actividad y así evitar distraerle.
- Dejarle algo en su cama para mordisquear, aunque deberíamos evitar el uso de juguetes que lo exciten demasiado para que se acostumbre al hecho de que la noche es para descansar.
- Procurar que su cama sea cómoda y comprobar que la hemos colocado en un lugar adecuado, protegido del frío y de las corrientes de aire. Además algunos perros prefieren dormir en nuestra misma habitación o a poca distancia de nosotros.
- Enseñar a nuestro perro a ir a su cama utilizando premios. En este caso, podemos darle la señal de “ir a su sitio” justo antes de lanzar un premio en su camita y una vez esté allí podemos seguir lanzando algún premio de vez en cuando para conseguir que se quede en su cama.
- Nunca hay que castigarle enviándole a su cama ni hay que molestarle cuando está descansando.

A continuación podéis encontrar otros trucos que habéis compartido en Facebook con #CuidadosSueño para que duerman como lirones.

También podrían interesarte

Contáctanos
Llama al 900 800 001