Artículos

Glomerulonefritis canina. Nuevas reflexiones sobre la proteinuria y el tratamiento

Grauer GF.

Small Anim Pract 2005;46:469-478.

 

La enfermedad glomerular en el perro no es solo una forma común de enfermedad renal si no que también es una causa importante de insuficiencia renal. La presencia de inmunocomplejos en las paredes de los capilares glomerulares es la principal causa de la enfermedad glomerular canina y comúnmente se conoce como glomerulonefritis. La salida de las proteínas del plasma, sobre todo de la albúmina, a través del tubo capilar glomerular dañado, provoca una proteinuria persistente, el hallazgo clínico-patológico típico de la glomerulonefritis. Pruebas recientes sugieren que, además de ser un marcador de la enfermedad, la proteinuria persistente está asociada a las lesiones glomerulares y túbulo-intersticiales progresivas y a la pérdida de nefronas adicionales. Quizás el mejor tratamiento para la glomerulonefritis es la identificación y corrección de la enfermedad inflamatoria, inmuno-mediada o neoplásica subyacente que da lugar a la deposición o a la formación de complejos inmunes glomerulares. En casos de glomerulonefritis idiopática, los iECA han demostrado la disminución de la proteinuria y potencialmente el enlentecimiento de la progresión de la enfermedad.