Artículos

Edad e inmunidad protectora a largo plazo en perros y gatos.

Schultz,R.D.; Thiel,B.; Mukhtar,E.; Sharp,P.; Larson,L.J.

J.Comp Pathol. 142 Suppl 1 S102-S108; 2010

 

La vacunación puede ofrecer una respuesta inmune de una duración similar a la adquirida tras una infección natural. En general, la inmunidad adaptativa a los virus se desarrolla antes y es muy eficaz. Estas respuestas inmunes antivirales suelen llevar al desarrollo de una inmunidad estéril y una duración de la inmunidad (DOI) que es a menudo para toda la vida. Por el contrario, la inmunidad adaptativa a las bacterias, hongos o parásitos se desarrolla más lentamente y el DOI es generalmente corto, en comparación con la mayoría de infecciones víricas sistémicas. Los perros y gatos adultos rara vez mueren por enfermedades infecciosas prevenibles por vacunación, sobre todo cuando han sido vacunados e inmunizados cuando eran adultos jóvenes (es decir, entre 16 semanas y 1 año de edad). Sin embargo, los animales jóvenes mueren, normalmente porque no se dan las vacunas o no son administradas a una edad apropiada (por ejemplo, muy temprano en la vida con la presencia de anticuerpos de origen materno [MDA]). En este estudio se analizan los DOI para las principales vacunas de virus en perros que no habían sido revacunados desde hacía 9 años. Estos animales tenían anticuerpos frente a virus del moquillo canino (CDV), parvovirus canino tipo 2 (PCV-2) y adenovirus canino tipo-1 (CAV-1) en unos niveles considerados de protección. Cuando fueron infectados por estos virus, los perros resistieron la infección y / o enfermedad. Por lo tanto, incluso una sola dosis de virus vivo modificado contra CDV, CAV-2 y el CPV-2 en perros o contra el parvovirus felino [FPV], calicivirus felino [FCV] y herpesvirus felino [ FHV]), en gatos, cuando se administra a las 16 semanas o más, podría proporcionar inmunidad a largo plazo en un porcentaje muy elevado de animales.