Artículos

Uso de la insulina glargina en perros con diabetes mellitus.

Fracassi F, Boretti FS, Sieber-Ruckstuhl NS, Reusch CE
Vet Rec 2012; 170(2):52

.
Introducción: El objetivo de este estudio fue evaluar la seguridad y eficacia de la insulina glargina en 12 perros con diabetes mellitus (DM). Todos los perros recibieron insulina glargina cada 12 horas durante al menos seis meses, las re-evaluaciones se realizaron después de las semanas uno, dos, cuatro, ocho, 12 y 24 e incluyeron la evaluación de  los síntomas clínicos, curvas de glucosa en sangre (BGCs) y la medición de las concentraciones séricas de fructosamina.
Resultados: Las concentraciones medias de glucosa en sangre fueron significativamente más bajas después de dos semanas de tratamiento y se mantuvieron significativamente más bajas durante todo el estudio. En la semana 24, la poliuria / polidipsia había mejorado en un 91 % de los perros. No se observaron hay signos clínicos que podrían haber sido causados ??por la hipoglucemia. Si se usaban las BGCs y la remisión de los signos clínicos para evaluar el éxito del tratamiento, el 58%, 33% y 8% de los perros alcanzaron un control glucémico, en la semana 24 del estudio bueno, moderado y pobre, respectivamente.
Importancia clínica: La insulina glargina administrada por vía subcutánea dos veces al día es un método posible y seguro de tratamiento para los perros con DM de ocurrencia natural. Aunque sólo existen unos pocos estudios disponibles sobre el uso de otros tipos de insulina en los perros, su tasa de éxito es algo mayor que el aquí obtenido con la insulina glargina