Artículos

Etiología y evolución a largo plazo de la epilepsia juvenil en 136 perros.

L. Arrol, J. Penderis, L. Garosi, P. Cripps, R. Gutierrez-Quintana, and R. Goncalves
Vet.Rec. 170 (13):335, 2012.

En este estudio se evalúa la etiología y la evolución de 136 perros con crisis convulsivas juvenil en los que el primer ataque ocurrió antes de tener un año de edad. Ciento dos perros fueron diagnosticados con epilepsia idiopática (EI), 23 con epilepsia sintomática (SE), 9 con convulsiones reactivas (RS) y 2 con probable epilepsia sintomática (PSE). La evolución se supo en 114 perros, y el 37 % murieron o fueron sacrificados como consecuencia de las convulsiones. El tiempo medio de supervivencia de esta población de perros fue de 7,1 años. Los factores que se asociaron significativamente con los resultados de supervivencia incluyen el diagnóstico de una SE y el número de fármacos antiepilépticos (AEDs) que se utilizaron antes del estudio. El uso de un AED antes del estudio y el diagnóstico de una SE se asoció con un resultado negativo, mientras que no recibir AED antes de la remisión se asoció con una mayor supervivencia. Para los perros con EI, el tiempo de supervivencia fue más corto si el perro era un border collie o tenía un historial de status epiléptico. No recibir AED antes de la remisión en el grupo de IE se asoció con un resultado positivo. En un 22 por ciento de los perros con diagnóstico de EI se logró un estado libre de crisis. Aunque los tiempos de supervivencia en este estudio resultaron ser más largos que lo informado anteriormente en la epilepsia canina, en la población juvenil canina no se alcanzan las tasas de remisión reportadas en la epilepsia infantil, donde se documenta un 70  %.