Artículos

Efectos del contacto con la procesionaria del pino Thaumetopoea pityocampa en perros: 41 casos (2002-2006)

M. E. Niza, R. L. Ferreira, I. V. Coimbra, H. M. Guerreiro, N. M. Felix, J. M. Matos, T. V. de Brito, and C. L. Vilela.
Zoonoses.Public Health 59 (1):35-38, 2012.

La oruga procesionaria del pino, Thaumetopoea pityocampa, es considerada una plaga emergente en los países mediterráneos, con una relevancia médica alta. En los últimos años, los informes de reacciones adversas en seres humanos tras el contacto con T. pityocampa han sido cada vez más numerosos. Los perros que viven en las zonas endémicas  también están expuestos con frecuencia a la oruga. Este trabajo retrospectivo describe 41 casos de reacciones alérgicas a estos lepidópteros (Lepidopterismo). Todos los perros presentaban salivación, disfagia, linfadenomegalia submandibular y signos clínicos de dolor. Los animales se distribuyeron en tres grupos, de acuerdo con el lapso de tiempo desde la exposición a la oruga hasta la presentación: hasta 2 horas (grupo 1), 2-5 h (grupo 2) y más de 5 horas (grupo 3). Todos los animales de los grupos 2 (n = 5) y 3 (n = 9), y 8 perros del grupo 1 (n = 27) desarrollaron necrosis lingual. En estos casos, el lepidopterismo cursaba a través de un patrón clínico predecible. La evolución fue mayoritariamente dependiente del lapso de tiempo transcurrido entre la exposición a la oruga y la intervención médica, que debe llevarse a cabo antes de 2 h de la exposición