Artículos

Medición del estradiol plasmático después de una inyección de gonadotrofina como test para detectar perras castradas

Jeffcoate IA, McBride M, Hervey M.J., Aughey E, Vet Rec Vol 146 May 2000 pp 599

 

Actualmente es dificil detectar con un simple test de función ovárica si una perra está castrada o no, ya que se ha visto que la medición de estrógenos, incluso después de la estimulación con GnRH (que en teoría debería aumentar la concentración de estradiol en perras enteras y ser indetectable en perras castradas), no es útil ya que produce concentraciones indetectabeles de estrógenos en el 20% de perras enteras. En este estudio se formaron 2 grupos de perras. A un primer grupo se administró 200 UI de hCG IV para perras de entre 9-15 kg y 300 UI para perras entre 15-20 kg. A las del segundo grupo se les inyectó PMSG 100 UI IV para perras entre 9-15 kg y 150 UI para perras entre 15-20 kg. Se extrajeron muestras de sangre antes de la inyección y a los 90 minutos post-inyección.

 

 

Los resultados muestran que ambas gonadotrofinas estimulan la secreción de estradiol por parte del ovario y no parecen existir ventajas de una respecto a la otra, tampoco en lo que respecta al precio ni presentación. Desde un punto de vista práctico, el consejo sería obtener una muestra basal y otra 90 minutos post-estimulación, y analizar en principio sólo la basal. Si esta muestra tiene altas concentraciones de progesterona y/o estradiol, la perra debería estar entera, pero si hay dudas entonces se debería analizar el estradiol de la segunda muestra. Es importante no fiarse mucho de las concentraciones de progesterona plasmática sólo, ya que el rango en hembras ovariectomizadas ( 0.2- 2 ng/ml) puede caer en el rango de las hembras enteras en anoestro, posiblemente por secreción adrenal