Artículos

Interpretación de los soplos cardíacos de baja intensidad en los perros predispuestos a padecer estenosis subaórtica.

Pyle RL

J Am Anim Hosp Assoc 2000;36: 379-382.

 

Los soplos cardíacos de baja intensidad en los perros con una predisposición genética a presentar estenosis subaórtica (SAS) pueden ser un desafío clínico para los veterinarios. Los soplos sistólicos de grado I-II/VI son difíciles de evaluar para algunas razas como los golden retriever, los rottweilers, los bóxers, los pastores alemanes los bull terriers o los Bouviers de Flandes entre otros, ya que estos soplos pueden ser consecuencia de una forma suave de SAS o pueden tratarse de soplos benignos sistólicos.

La incidencia de presentación de esta situación puede ser muy frecuente en algunas de estas razas. Por ejemplo, en un estudio de 83 perros de raza golden retriever aparentemente sanos, el 60% de los soplos eran compatibles con una SAS.

Se debe intentar un estudio ecocardiográfico para evaluar la causa de un soplo de baja intensidad y determinar la presencia de una SAS, pero ha de tenerse en cuenta que no hay ninguna técnica, a excepción del examen de necropsia, que distinga de manera inequívoca entre un soplo de baja intensidad debido a una SAS leve versus a un soplo sistólico benigno. La ecocardiografía no es lo suficientemente sensible como para permitir una adecuada y consistente identificación de una SAS leve.