Artículos

Ulcera Gastroduodenal en gatos: Ocho casos y revisión de la literatura

 

J Feline Med Surg 4[1]:27-42 Mar\'02

J.M. Liptak, G.B. Hunt, V.R.D. Barrs, S.F. Foster, P.L.C. Tisdall, C.R. O\'Brien, R. Malik

 

En este estudio se diagnostican una úlcera gastroduodenal y pérdida sanguínea en ocho casos y se comparan con 25 casos descritos anteriormente Todos los gatos de este estudio se presentaron en una condición crítica. Aunque la anemia era un hallazgo común en casi todos los animales, no se identificaron signos específicos de hemorragia gastrointestinal. Las causas no neoplásicas de las úlceras gástricas felinas tienden a presentar un curso clínico más corto y muestran las úlceras confinadas en el estómago. Al contrario, los gatos con las úlceras asociadas a tumores tienen un curso clínico más prolongado, pérdida de peso, y las úlceras localizadas en estómago en lo que respecta a tumores gástricos y en el duodeno para tumores extra-intestinales. En esta serie de casos, el diagnóstico definitivo fue posible para gatos con neoplasias (tumores gástricos y gastrinoma), sin embargo, fue difícil identificar precisamente la etiología adyacente en gatos con úlceras no neoplásicas. La estabilización rápida con transfusión sanguínea, la resección o debridación quirúrgica, una terapia antiulcerosa y antibiótica, y el tratamiento de la causa adyacente (cando fue identificable) fue exitosa en la mayoría de estos casos. El pronóstico para los gatos a los que se les da el manejo apropiado, depende de la etiología adyacente. Pero incluso los gatos con neoplasias podían ser manejados exitosamente durante periodos prolongados.