Artículos

Relación entre incontinencia urinaria y la castración temprana en perras

 

J Reprod Fertil Suppl 57:233-6 2001

Stocklin-Gautschi NM, Hassig M, Reichler IM, Hubler M, Arnold S

 

En la actualidad, todavía existe cierta controversia sobre si deben castrarse las perras antes o después del primer estro. Lo ideal sería castrar a las perras a una edad donde se minimizaran los efectos secundarios de la castración. En lo que respecta al riesgo de tumores mamarios, está claro que debería recomendarse la castración lo más pronto posible, ya que esto disminuye la incidencia de una forma muy considerable. Este estudio se lleva cabo para determinar si la castración temprana de las perras también reduce el riesgo de aparición de incontinencia urinaria (IU). Se entrevistaron a los dueños de 206 perras que se castraron antes del primer estro y durante por lo menos 3 años se les preguntó acerca de la existencia de incontinencia urinaria como resultado de la castración. En el momento de la encuesta, la edad media de las perras era de 6.5 años y la media de edad en que se realizó la castración fue de 7.1 meses. La incontinencia urinaria como resultado de la castración, ocurrió en el 9.7% de perras. Esta incidencia es aproximadamente la mitad de la que ocurre en las perras castradas después del primer estro. La IU afectó al 12.5% de perras que pesaban más de 20 Kg. y el 5.1 % de perras que pesaban menos de 20 Kg. El procedimiento quirúrgico (ovariectomia vs ovariohisterectomía) no influía ni en la incidencia ni en el periodo transcurrido entre la castración y la aparición de la IU. La IU aparecía a un tiempo medio de 2 años y 1 mes después de la cirugía, y se manifestaba cada día, mientras el animal estaba despierto o durmiendo. Sin embargo en comparación con la castración tardía los signos clínicos de la IU eran más inequívocos después de la castración temprana.