Artículos

Otra evidencia de que los collares impregnados con Deltametrina protegen a los perros contra las picaduras de mosquitos

 

Med Vet Entomol 2000 Jun;14(2):223-6

Halbig P, Hodjati MH, Mazloumi-Gavgani AS, Mohite H, Davies CR.

 

En muchos focos de leishmaniosis visceral zoonótica los perros constituyen huéspedes reservorios de los parásitos del género leishmania que se transmite por los mosquitos . En este estudio se evalúa el valor protector de los collares impregnados ( 20 gr de plástico que contiene 800 mg ai) contra los mosquitos Flebotomus papatasi en Irán . Para cada ensayo el perro fue sedado y enjaulado junto a 70-100 mosquitos durante una noche (7 horas). Los perros que llevaban el collar fueron picados por aproximadamente un 80% menos de mosquitos. El ritmo de mortalidad de los mosquitos después de 20 horas de exposición no se diferenciaban entre perros con y sin collar. Estos efectos del collar se evaluaron cuando hacía ya 8 días que los perros llevaban el collar, ya que un estudio previo realizado en Francia con el P. Perniciosus mostró que los efectos de estos tipos de collares no eran completos hasta las dos semanas de llevarlos y que eran todavía efectivos durante 8 meses. Los resultados obtenidos para el P. Papatasi demuestran que el collar aporta una protección adecuada y que deben realizarse unas pruebas de campo para determinar su utilidad definitiva.