Artículos

Tumores cardíacos en perros: 1982-1995

 

Ware WA.

J Vet Intern Med; 1999; 13(2): 95-103.

 

Según el estudio, los tumores cardiacos afectaban a un 0,19% de la población canina, siendo el hemangiosarcoma el más común, con gran diferencia sobre el segundo tumor más observado. Eran más habituales los tumores primarios cardiacos que las metástasis y solían tener un carácter mayoritariamente maligno. La edad de los pacientes (a excepción de los que presentaban un linfoma) oscilaba muy a menudo entre los 7 y los 15 años, pero curiosamente la frecuencia de perros muy viejos (con más de 15 años) era similar o incluso inferior que la que presentaba el grupo de perros más jóvenes. Las hembras castradas tenían una probabilidad cuatro veces mayor a presentar tumores cardiacos que las hembras no castradas. En concreto en el hemangiosarcoma esta probabilidad aumentaba a 5. En los machos castrados el incremento era ligeramente superior que en los machos enteros. También se valoró que, de las razas estudiadas, 12 tenían gran predisposición mientras que otras 17 tenían un riesgo menor.