Abstracts

Respuestas de los anticuerpos frente a la vacunación contra el virus de la inmunodeficiencia felina

Levy JK, CrawfordPC, Slater MR

ACVIM 2004

 

Introducción: La vacunación de gatos con la vacuna Fel-O-Vax FIV induce la formación de anticuerpos que interfieren con el diagnóstico de la infección por el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV) cuando se usan los tests ELISA rutinarios. El objetivo del estudio es determinar la duración y la magnitud de esta interferencia después de una vacunación. Se determinan el tiempo transcurrido desde la vacunación hasta la seroconversión y el porcentaje de gatos que permanecen positivos 1 año después de la vacunación mediante 2 tests de ELISA (SNAP y PetCheck). También se determina la presencia de anticuerpos anti-FIV en suero, leche de las gatas vacunadas y la transferencia pasiva de estos anticuerpos a los cachorros.

Resultados: Los anticuerpos anti FIV se detectaron mediante los dos ELISAS y persistieron durante una año. El test SNAP se hizo positivo antes que el PetCheck (2,3 /- 0,5 semanas; rango: 2-3 semanas vs 6,9 /- 4-14 semanas; rango: 4-14 semanas respectivamente). En las gatas vacunadas se detectaron anticuerpos en el suero y en la leche durante la lactación. Todos los cachorros fueron positivos después de la cría. A las 8 semanas el 55% de gatos testado con el SNP y el 63% de taso testados con PetCheck eran todavía positivos. Todos los cachorros fueron negativos a las 12 semanas de edad. Todas las técnicas evaluadas, (ELISA, Western blot y Inmunofluorescencia) son muy sensibles para la detección de anticuerpos anti FIV. La especificidad es buena para los ELISA y Western blot y menor para la inmunofluorescencia

Importancia cínica: Todos los gatos vacunados con la vacuna Fel-O-Vax FIV desarrollan anticuerpos que se detectan por todas las técnicas evaluadas. Estos anticuerpos aparecen en las primeras semanas después de la vacunación y persisten durante al menos 1 año. Los cachorros absorben anticuerpos a partir del calostro de las madres vacunadas, y estos anticuerpos pueden interferir en el diagnóstico incluso después del destete. Un resultado positivo de los tests de anticuerpos puede indicar que el gato está infectado con FIV, que está vacunado frente a FIV, y/o que ha sido amamantado por un gato vacunado o infectado. Los test disponibles actualmente no pueden distinguir si los anticuerpos son inducidos por la infección o por la vacunación y deben interpretarse con precaución