Abstracts

Influencia del budesonide en el eje pituitaria-adrenal en perros con enfermedad inflamatoria crónica

JTumulty, J Broussard, JM Steiner, ME Peterson, DA Williams

ACVIM Forum 2003

 

Introducción: Aunque hasta ahora los glucocorticoides han sido el tratamiento más efectivo para la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) en perros, su uso está algo limitado por la aparición de los signos clínicos típicos de enfermedad de cushing. Actualmente existen análogos de glucocorticoides que tienen una acción tópica anti.inflamatoria potente y pocos efectos sistémicos. El budesonide ha demostrado esta acción anti.inflamatoria en el lumen intestinal con menos efectos sistémicos que los glucocorticoides convencionales y también con menor supresión del eje pituitaria-adrenal (PA). El objetivo del estudio es evaluar, de forma prospectiva y durante 30 días, los efectos de una preparación oral de budesonide en el eje PA en 6 perros durante la terapia de una EII activa. Se administra budesonide a razón de 3 mg/m2 vía oral y una vez al día. Al principio, durante y al final del estudio se determinan cortisol basal y cortisol después de la administración de ACTH, ACTH endógena, Fosfatasa alcalina y densidad urinaria. Además también se tiene en cuenta la evaluación del propietario respecto a los efectos secundarios asociados a los glucocorticoides.

Resultados: La media de los valores del cortisol basal disminuyó significativamente durante los 30 días del estudio ( media: 3,3 /- 1,9 mcg/dl vs. 0,8 /- 0,7 mcg/dl). También disminuyeron los valores medios el cortisol post-ACTH en los grupos de antes y después del tratamiento ( 12,6 /- 2,7 mcg/dl vs. 3,0 /- 2,5 mcg/dl). La concentración de ACTH endógena también disminuyó ( 75,0 /- 23,3 pg/ml vs. 52,3 22,6 pg/ml). No se notaron cambios en la actividad de la fosfatasa alcalina, densidad de orina, consumo de agua, frecuencia de micción y apetito después de los 30días

Importancia clínica: Se concluye que el tratamiento de la EII con budesonide, a una dosis de 3 mg/m2, ejerce una supresión significativa del eje PA. Sin embargo, no existen diferencias en los otros parámetros, y no se aprecian signos sugestivos de hiperadrenocorticismo iatrogénico