Se encuentra usted aquí

Abstracts

Infecciones del tracto urinario en gatos con hipertiroidismo, diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica y enfermedad del tracto urinario inferior felino

Mayer-Ronne, Glodstein RE, Erb HN

ECVIM Meeting 2004

Introducción: El objetivo del estudio es evaluar la incidencia de las infecciones del tracto urinario (ITU) en gatos con hipertiroidismo, insuficiencia renal crónica (IRC), diabetes mellitus (DM) y enfermedad del tracto urinario inferior (ETUIF). Se investigan las correlaciones entre síntomas, tests bioquímicos y urianálisis. Se incluyen un total de 276 gatos ( 90 gatos con hipertiroidismo, 57 con DM, 77 con IRC, y 72 con ETUIF) revisados entre 1996 y 2003.

Resultados: La incidencia de la ITU en gatos con hipertiroidismo y con DM fue del 12% (11/90 y 7/57 respectivamente), del 22% (17/77) en gatos con IRC, y sólo del 3% (2/72) en gatos con síntomas de ETUIF. No se halló ninguna correlación entre los síntomas de ETUIF y los cultivos positivos y tampoco entre los cultivos positivos y el número de leucocitos. Si que existía correlación entre las bacterias y los leucocitos hallados en el sedimento urinario, y la presencia de ITU en todos los grupos de animales. También se halló correlación de los cultivos positivos con el sexo, siendo las hembras con hipertiroidismo y con IRC las de mayor riesgo. En los gatos con DM también se halló correlación entre los cultivos positivos y densidad urinaria baja, y glucosuria. La bacteria más frecuentemente aislada fue E. Coli (17/37) y fue sensible a todos los antibióticos. La segunda fue Enterococus faecalis (10/37) y mostró ciertas resistencias a cefalexina y ceftiofur y algunas sensibilidades intermedias a enrofloxacina.

Importancia clínica: Los gatos con hipertiroidismo, DM, e IRC parecen tener una alta incidencia de ITUs, la mayoría de ellas sin mostrar síntomas de ETUIF. Las hembras tienen un mayor riesgo de desarrollar ITUs en estas condiciones. La presencia de bacterias y leucocitos en el sedimento urinario es un hallazgo común en estos gatos aunque no fue un hallazgo consistente. Estos resultados indican que debería incluirse un urianálisis en los abordajes diagnósticos de los gatos con estas enfermedades.