Abstracts

Uretrostomía prepúbica : un estudio a largo plazo sobre 16 casos

Baines,S.J.; Rennie,S.; White,R.S.

Vet.Surg. Vol.30 nº2 p.107-113 (2001)

 

Objetivo: El objetivo del estudio es investigar las indicaciones y el resultado a largo plazo de la uretrostomía prepúbica (UPP) en el gato.

 

Animales: Se evalúan de forma retrospectiva los historiales médicos de 16 gatos que habían experimentado UPP.

 

Resultados: Las principales indicaciones para realizar la UPP fueron: fallo de la uretrostomía perineal para el manejo de la enfermedad idiopática del tracto urinario inferior felino (ILUTD) (8 gatos), trauma uretral (1 gato), obstrucción uretral pélvica no solucionada de después de una ILUTD recurrente (5 gatos), y estenosis de la uretra pélvica como resultado de traumatismo (2 gatos). En todos los casos se creó un estoma patente. Se observaron signos de enfermedad del tracto urinario inferior en el post-operatorio de 8 gatos. Con el manejo dietético apropiado, se resolvieron estos signos en 2 gatos y mejoraron en otros 4. Once gatos sufrieron complicaciones en el post-operatorio que consistían en irritación o necrosis de la piel alrededor del estoma (7 gatos) e incontinencia urinaria (6 gatos). Las complicaciones aparecieron en una fase inicial del post-operatorio en 6 gatos,(se resolvieron en 2 de éstos) y en una fase más tardía en otros 6 gatos (6 a 84 meses post-operatorio). Seis gatos se eutanasiaron entre 1 y 26 meses post-operatorio. El tiempo medio de supervivencia de estos gatos fue de 13 meses. Las razones para la eutanasia incluyeron incontinencia urinaria (3 gatos), necrosis de piel (2 gatos), y ILUTD sin solución (1 gato).

 

Conclusiones y relevancia cínica: La UPP es un procedimiento relativamente sencillo que se debe considerar como una técnica quirúrgica agresiva para la enfermedad obstructiva de la uretra pélvica. Es un procedimiento efectivo para eliminar los signos clínicos de obstrucción urinaria y prevenir una obstrucción adicional. Sin embargo, las complicaciones potenciales que existen deben limitar su uso a los casos en los que las técnicas estándar de uretrostomía perineal no se puedan realizar.