Abstracts

Interacción de la ciclosporina y el ketoconazol para el tratamiento de las fístulas perianales en el perro

J.G.Mouatt, Aust.Vet.J. 80:207 (2002).

 

Objetivo: Evaluar, de forma prospectiva, la utilidad de la administración conjunta de ketoconazol y una dosis baja de ciclosporina en un grupo de perros con evidencia clínica de fístulas perianales, y determinar si esta combinación puede usarse en el manejo de esta patología.

 

Animales: Se evalúan 16 perros con evidencia clínica de fístulas perianales.

 

Procedimiento: Se administra a los perros ketoconazol ( 10 mg/kg una vez al día) y ciclosporina ( 1 mg/kg dos veces al día) durante 16 semanas. Se realizaron análisis sanguíneos de ciclosporina para ajustar la dosis y obtener un nivel estable de 200 ng/ml. Se realizaron exámenes físicos regularmente que comprendían la evaluación del estado general, el comportamiento clínico y el número y tamaño de las fístulas. Se realizaron análisis sanguíneos generales antes y después del tratamiento, y también a las 8 semanas post-tratamiento en 12 perros. Se revisan a los perros para evaluar recurrencias de las lesiones a las 1, 3 y 12 semanas después del tratamiento.

 

Resultados: Todos los perros muestran una marcada mejoría de las lesiones dentro de los 14 días de la medicación. El 93% de los perros mostraron una resolución completa de las fístulas durante el periodo de tratamiento. El 50% de perros no mostraron evidencia de recurrencias después de los 12 meses. En el 21% se observaron recurrencias entre los 8-12 meses del tratamiento, y en el 21 % al mes del tratamiento. En cuanto a la medicación, aunque fue bien tolerada en todos los casos, se observaron efectos secundarios como anorexia, vómitos y letargia en algunos perros. La administración de ketoconazol permitió una reducción en la dosis de ciclosporina de un 90% en 12 perros y del 80% en 2 perros.

 

Conclusiones y relevancia clínica: El uso combinado de ketoconazol y ciclosporina es un tratamiento efectivo para las fístulas perianales. Los resultados son comparables al uso de ciclosporina sola, pero con una notable reducción en la dosis, y por lo tanto, en el coste. El uso de una terapia inmunosupresora en el tratamiento de las fístulas perianales es efectivo y evita muchos de los problemas asociados al tratamiento quirúrgico.